La determinación del Hospital Clínico y Río Hortega por ser el primer país del mundo en erradicar la hepatitis C

Rueda de prensa de Antonio Otero sobre la hepatitis C. Salón de recepciones del Ayuntamiento de Valladolid.

El concejal de Salud Pública y Seguridad Ciudadana, Antonio Otero, ha presentado la iniciativa junto a otros profesionales sanitarios y ha repasado las medidas de 'histeria' que se están tomando a día de hoy ante el coronavirus.

El Ayuntamiento de Valladolid ha acogido una rueda de prensa con la iniciativa de informar sobre un virus que no se encuentra tanto en los medios, como es la hepatitis C.

 

El concejal de Salud Pública y Seguridad Ciudadana, Antonio Otero, acompañado del presidente del Colegio de Médicos de Valladolid, José Luis Almudi; Manuel Pérez Miranda, jefe del Servicio Digestivo del Hospital Río Hortega; Félix García Pajares, Médico Adjunto del Hospital Universitario Río Hortega, y el especialista en Digestivo del Servicio de Aparato Digestivo en el Hospital Clínico Universitario, Luis Fernández Salazar, han presentado la campaña frente a la infección crónica de la llamada hepatitis C. 

 

Se trata de una enfermedad que, en muchas ocasiones, pasa desapercibida en los que la padecen, debido a que puede no mostrar síntomas durante un periodo largo de tiempo. Afecta al hígado y se estima que existen en el mundo más de 70 millones de personas afectadas por el virus. El tratamiento de la enfermedad es muy importante, ya que puede dar lugar a cirrosis o cáncer de hígado en un futuro.

 

En el año 2015, el Ministerio de Sanidad desarrolló un Plan Estratégico para su eliminación. Esta planificación incluía aspectos como la prevención, el tratamiento, la investigación o la detección de casos ocultos. En ese mismo año, también se aprobaron antivirales de acción directa, fármacos con una tasa de curación de más del 95%. España es el país de Europa que más pacientes ha tratado por población y, en Castilla y León, y con los nuevos antivirales, de los 6.000 tratados, entre el 95% y el 99% fueron sanados.

 

Pérez Miranda afirma que lo que buscan es "dar cauce a un trabajo que tan buenos resultados ha dado en la fase piloto". Al tratarse de una enfermedad "silente", es muy importante una "labor de concienciación y sensibilización", destaca.

 

Es importante mantener informada a la población del virus. Cerca de 6.000 personas, en Castilla y León, pueden estar afectadas sin conocer que padecen esta enfermedad y, desde el Ayuntamiento de Valladolid, el Hospital Clínico y el Río Hortega, buscarán que España pueda convertirse en el primer país en conseguir erradicar la hepatitis C como un problema de salud.

 

También, en la ronda de preguntas, se abordó el tema del coronavirus, lo que suscitó un pequeño murmullo en los profesionales allí presentes. José Luis Almudi certificó que "tenemos una estructura sanitaria suficiente para atender el virus" y que la mayor preocupación reside en la "contaminación de noticias". Aseguró que los casos en España eran "previsibles" y que se trata de un virus con un "transcurso banal y una mortalidad reducida, incluso por debajo de la gripe". 

 

El concejal, Antonio Otero, hizo hincapié en la transmisión de tranquilidad y en la confianza en los servicios sanitarios y la adopción de protocolos. "La Semana Santa no está en peligro", concluía. Hablaron del aislamiento como la única medida eficaz en algunos casos y que "el uso indiscriminado de las mascarillas es lo que produce un estado de miedo y cierta ansiedad".

 

Medidas fundamentales como lavarse las manos con agua y jabón con frecuencia, o toser a un pañuelo en caso de catarro en vez de a las manos, pueden evitar la propagación de una enfermedad en las vías respiratorias, señalaban los especialistas.