La derrota del Universidad de Valladolid, negativa también para el Unión Arroyo

Adri prepara un disparo ante la presencia de Leal. SERGIO SANZ

El conjunto blanquillo venció al Albense y abandonó el farolillo rojo durante unas horas, pero la victoria del Ventorrillo en Fuente la Mora le devolvió al último lugar. Mientras, los de Kike Molina siguen empatados a puntos con el tercero.

UNIVERSIDAD DE VALLADOLID: David, Adri, Leal, Isaac y Taveras. También jugaron: Física, Muñoz, Balle, Miguelín y Raulito.

VENTORRILLO FS: Iván Buxía, Anxo, Ares, Andresín y Puertas. También jugaron: Piñeiro, Falde, David, Jonatan y Alberto Buxía.

GOLES: 0-1, minuto 10: Jonatan; 0-2, minuto 14: Puertas; 1-2, minuto 40: Taveras.

ÁRBITROS: Prieto González y Molina Muñoz, de Salamanca. Amonestaron a los locales Adri y Taveras, y a los visitantes a Puertas y Jonatan.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 17 del Grupo I de Segunda B. Alrededor de 100 espectadores presenciaron el encuentro en Fuente la Mora.

Con todo a su favor, el Universidad de Valladolid no supo aprovechar la oportunidad para asaltar la tercera plaza y colocarse a tan solo un punto de la segunda. Recibió en Fuente la Mora en la matinal de este domingo al Ventorrillo, que llegó a la cita en la última posición, tras la victoria del Unión Arroyo, y este no acusó la presión, ya que el conjunto de Kike Molina no le puso en demasiados apuros.

 

De hecho, los puntos volaron de Valladolid, con el 1-2 favorable al equipo gallego. El Uni jugó a ratos, con más desconexiones de las habituales, y su rival sacó el mayor partido posible. De hecho, aprovechó dos de las pocas ocasiones para adelantarse en el marcador, por medio de Jonatan y Puertas.

 

El 0-2 fue el protagonista al descanso. Los universitarios tuvieron por delante 20 minutos para arreglar el partido, pero no fue posible. La elaboración no resultó efectiva, al igual que las ocasiones. El Ventorrillo cometió cinco faltas, pero hasta los últimos 10 segundos no sacaron provecho de la situación, cuando Taveras transformó un doblepenalti para maquillar el resultado.

 

“No hemos elaborado y llegado como otros día; y cuando lo hicimos, estuvimos mal”, dijo Kike Molina al término del encuentro. En entrenador universitario hizo autocrítica y afirmó que es “una derrota merecida.

 

Aunque no todo fueron malas noticias, ya que las derrotas de Guardo y Cidade de Narón le permiten mantener la cuarta plaza, empatado a 26 puntos con el tercero. En la próxima jornada visita al Tres Cuñados, segundo clasificado, que también perdió este fin de semana, por lo que un triunfo del Uni le colocaría a un punto.

 

TRIUNFO INSUFICIENTE

 

Por su parte, el Unión Arroyo cumplió con creces en la tarde del sábado en su visita al Albense, a quien venció (3-5). Los de Félix Martínez estiraron su buen momento para disputar el derbi, en el que tuvieron que trabajar más de la cuenta para llevarse el triunfo.

 

Los goles de Mario, Dani y Jorge Díaz -nuevo fichaje- abrieron el camino de la victoria en el inicio. Los blanquillos salieron muy enchufados, con presión alta y obtuvieron una gran recompensa. Aunque no pudieron aguantar el 0-3 hasta el descanso, ya que el conjunto charro recortó distancias a 15 segundos para que finalizara la primera mitad.

 

El Albense se colocó a tan solo un gol de diferencia en la segunda (2-3), pero al Arroyo no le temblaron las piernas. Javi Cabezas hizo el cuarto y los salmantinos volvieron a reducir la ventaja (3-4). Los locales arriesgaron sacando el portero-jugador a falta de cinco y la buena defensa vallisoletana les impidió marcar. Aguantaron y, en un robo, Dani sentenció el choque cuando restaban segundos para la conclusión.

 

Félix Martínez reconoció que les tocó "sufrir". "La victoria del otro día en casa nos dio la motivación y confianza que necesitamos. Después de todo lo que nos ha costado, conseguir dos victorias seguidas, te da un ánimo de la leche", explicó.

 

El sueño de abandonar el farolillo rojo se le truncó en la mañana del domingo con la victoria del Ventorrillo. Y es que el Arroyo continúa cerrando la clasificación, con dos puntos menos que el conjunto gallego.