La dermatoscopia llega a los centros de salud de Valladolid este para detectar lesiones en la piel

Permite el examen clínico de la piel en vivo, de manera no invasiva, mediante un sistema de magnificación.

Todos los centros de salud de la Gerencia de Atención Primaria de Valladolid Este disponen ya de la técnica de dermatoscopia, o epiluminiscencia, que permite el  examen clínico de la piel en vivo, de manera no invasiva, mediante un sistema de magnificación con la denominada luz incidente polarizada cruzada.

 

La dermatoscopia permite examinar, de forma detallada, las lesiones cutáneas circunscritas proliferativas y determinar muy precozmente si sus características son benignas o malignas. Esta técnica permite descubrir imágenes no visibles a simple vista y facilita el diagnóstico clínico de prácticamente todas las lesiones pigmentadas, incluido el melanoma, en estadios muy iniciales.

 

La implantación de esta técnica en todos los centros de salud de Valladolid Este supone una ventaja para los 265.453 pacientes del área: la detección más precoz de los cánceres cutáneos, el diagnóstico diferencial de lesiones sospechosas, la reducción del número de biopsias innecesarias y el seguimiento y control de pacientes con múltiples nevus a medio y largo plazo.

 

La capacitación dermatoscópica de los médicos de familia se ha conseguido gracias a la formación acreditada de varios profesionales de cada centro de salud, así como  la dotación de dermatoscopios con luz polarizada en todos los equipos de Atención Primaria del área.

 

Los beneficios que la dermatoscopia puede aportar son muchos, y entre ellos destaca que permite diferenciar lesiones melanocíticas de la piel de las no melanocíticas, las benignas de las malignas, mejorando la precisión diagnóstica y aumentando la confianza y tranquilidad de los pacientes, ya que se evitan en un elevado porcentaje las biopsias innecesarias.

 

Esta técnica ayuda, además, a determinar y localizar los puntos sospechosos dentro de una lesión grande y a definir los límites de la lesión para determinar el margen quirúrgico.

 

El doctor Juan Jurado Moreno, el doctor Juan Francisco Garrido y la doctora Elena Pérez Domínguez, todos ellos especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria, miembros del Grupo de Habilidades en Dermatología de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), se han encargado de impartir y supervisar esta formación, que será un complemento de apoyo clínico para diagnosticar precozmente el cáncer cutáneo en los centros de salud.