La Denominación de Origen Rueda bate récords en 2019 con la entrega de contraetiquetas

Con esto, lo que la firma ha conseguido es un aumento del 13% en sus ventas durante solo un año.

Los amantes de los buenos vinos están más que familiarizados con los vinos de la DO Rueda. Esta denominación de oirgen, la primera reconocida en Castilla y León bajo la aprobación del Ministerio de Agricultura, lleva desde 1980 ampliando su catálogo con una amplia variedad de vinos de toda clase. Su antigüedad le ha llevado a ser un referente, hasta el punto de que se ha aventurado a cimentar un nuevo camino a seguir con una estrategia que pocos esperaban.

 

A finales del pasado 2019, esta firma sorprendió a propios y extraños con una decisión que va a cambiar por completo su futuro desde comienzos del presente 2020. Tras un largo estudio, ha decidido llevar a cabo la fusión de las categorías de Rueda. Tras la aprobación de su propuesta, esta Denominación de Origen castellanoleonesa unificará en una misma rama a las clasificaciones de "Rueda Sauvignon", "Rueda" y "Rueda Verdejo" para los vinos blancos cosechados durante el pasado año.

 

Una iniciativa que, además, ha llegado en un momento bastante importante para este sello. También durante 2019, consiguió batir todo un récord para el sector. En tan solo un año, logró entregar un total de 92,8 millones de contraetiquetas. Una cifra con la que supera por más de un 13% a las entregas conseguidas durante 2018 y que afianza su posición como un referente ya no solo dentro, sino también fuera de España.

 

RÉCORD DE VENTAS DE LA DO RUEDA

 

La distribución de contraetiquetas se traduce en algo de especial interés para cualquier denominación de origen de vinos, y es que no son más que las ventas conseguidas. Con esto, lo que la firma ha conseguido es un aumento del 13% en sus ventas durante solo un año. Un incremento considerable para un sello que lleva ya cerca de 4 décadas aportando un enorme granito de arena al mundo de los vinos.

 

Carmen San Martín, presidenta de la DO Rueda, asegura que "es muy gratificante ver cómo los consumidores continúan apostando por nuestros vinos, gracias al incansable trabajo de nuestras bodegas y viticultores". Según declaraciones recogidas por Europa Press, las cifras alcanzadas suponen "el broche a un año lleno de buenos resultados y, además, nos sirven de guía a la hora de marcarnos objetivos para 2020", de nuevo en boca de San Martín.

 

La expansión y el continuo crecimiento son los objetivos fundamentales para esta denominación de origen. Tras alcanzar ese hito durante el pasado año, aspiran a ir a más durante el presente, aunque de forma estable. "Creemos que es fundamental que nuestros vinos lleguen a más consumidores tanto en el ámbito nacional como internacioanl", señala la presidenta, "ya que los estudios nos confirman que quien prueba un vino de Rueda, repite". La confianza en la calidad de su producto es la clave para la filosofía de esta denominación, que realiza los mejores cuidados a cada uva y sigue los mejores procedimientos para alcanzar el mejor resultado final con cada producto.

 

UN CRECIMIENTO QUE VIENE DE LARGO

 

A pesar de que comenzara a funcionar como sello de denominación de origen en 1980, la última década ha sido especialmente interesante para Rueda. Fue en el año 2010 cuando logaron superar la cifra de los 50 millones de contraetiquetas y, desde entonces, han seguido una línea de crecimiento constante en sus ventas, alcanzando su techo actual durante 2019. 

 

Haciendo una comparativa directa entre el ejercicio del último año y el de comienzos de década, comparando los 92,8 millones con los 50 de aquel año, tenemos que el incremento de la marca se puede cuantificar en más de un 85% repartido en diez años. Un porcentaje que deja claro no solo que el negocio está funcionando a buen ritmo, sino también que cada vez son más los consumidores que apuestan por esta DO a la hora de contar con un buen vino.

 

LOS PLANES PARA EL 2020

 

Tras batir un récord, 2020 se posiciona como un año clave para esta denominación. La propia Carmen San Martín reconoce que este año va a ser muy importante para el sello que preside, ya que comienza con un nuevo pliego de condiciones que va a cambiar considerablemente su estrategia desde el momento en el que se aplique. En efecto, ese mismo pliego con el que se unifican categorías dentro de la rama de vinos blancos de Rueda.

 

Un cambio que, tal y como explica San Martín, viene "del interés que, desde el Pleno del Consejo Regulador, se tiene por ofrecer al consumidor productos de valor añadido, defendiendo siempre el origen y apostando por más rigurosos controles de calidad". A pesar de la unificación, los consumidores van a seguir encontrándose con las máximas de calidad y cuidados que caracterizan a los vinos de esta familia.

 

El evento más importante para la firma este año es la llegada de su 40 aniversario. Con su aprobación en 1980, 2020 va a suponer la entrada en una nueva etapa para esta denominación de Castilla y León. Por eso, el equipo está dispuesto a celebrarlo tanto con los suyos como con aquellos que más confían en ellos. ¿Cómo? Preparando varias actividades que se irán realizando a lo largo del año para festejar este cumpleaños tan especial.

 

La Denominación de Origen Rueda crece de forma imparable. 40 años a su espalda y sigue una estela de crecimiento digna de resaltar. Algo que, seguramente, todo el equipo celebrará con una buena copa de vino.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: