La demanda de óvulos casi se ha multiplicado por 10 en una década en España

Fertilización del óvulo

De 2.094 ciclos de reproducción asistida con donación de óvulos en 2002 se ha pasado a más de 13.083 en 2014, según los últimos datos disponibles del Registro Nacional de Actividad de la Sociedad Española de Fertilidad, lo que supone que esta cifra casi se ha multiplicado por 10 en una década.

La principal causa de este incremento es el retraso de la maternidad, principal factor de riesgo de esterilidad, que en algunos casos obliga a que se tenga que recurrir a tratamientos de fertilidad como la fecundación in vitro con recepción de óvulos de donante.

 

"Nuestra sociedad está evolucionando hacia la esterilidad, en parte por los cambios sociales que han permitido la independencia económica de la mujer. Esto se hace patente en la edad media de la primera maternidad en España, que ha aumentado más de un año desde 2005, siendo hoy de 31,8 años", ha señalado el ginecólogo especialista en infertilidad y gerente de Barcelona IVF, Luis Zamora.

 

Los especialistas en fertilidad reunidos en la 7ª Jornada de Barcelona IVF 'En busca del niño en casa' han insistido en que la edad es el factor más importante en el tratamiento de la esterilidad. En concreto el estudio de una muestra de 2.000 demandas en Barcelona IVF evidencia que el 51,66 por ciento de las mujeres que requirieron un tratamiento de reproducción asistida tiene 40 años y más, el 28,46 por ciento de 35 a 39 años, y el 19 pro ciento se sitúa en la franja de 30 a 34 años.

 

Actualmente, uno de cada veinte nacimientos en España, unos 25.000 bebés al año, tiene como origen un tratamiento de reproducción asistida, lo que pone de relieve el gran número de parejas que padecen problemas cuando quieren convertirse en padres, muchos de ellos cuando ya es tarde. Las mujeres tienen que disponer de información realista sobre los límites de la fertilidad y de las causas de esterilidad relacionadas con la edad, como la disminución de la reserva ovárica, la merma de la calidad de los óvulos o la aparición de patologías benignas en el útero, como pólipos o miomas.