Cyl dots mini

La defensa del acusado de violar a su ex en un pinar de Valladolid alega el "despecho" de ella al conocer que salía con una prima

Las acusaciones pública y particular han mantenido su petición de once y doce años de cárcel, respectivamente.

La defensa del joven M.L, acusado de un delito de agresión sexual sobre su exnovia en febrero de 2015 en el Pinar de Antequera de Valladolid, ha basado este miércoles su alegato exculpatorio en "despecho" de la denunciante tras conocer que el primero estaba saliendo con una prima suya.

 

El alegato del defensor ha puesto el cierre al juicio iniciado este martes en la Audiencia de Valladolid, una vez que los magistrados han escuchado también los informes de las acusaciones pública y particular en los que éstas han mantenido invariables sus peticiones de once y doce años de cárcel, respectivamente, por un delito de agresión sexual y otro de obstrucción a la justicia.

 

Frente a la solicitud de condena, el letrado de M.L, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha basado su petición absolutoria en la tesis de que la denuncia presentada en su día por la supuesta víctima, S.M, obedece a móviles "espurios", concretamente por la "frustración" y "despecho" de la denunciante tras conocer que la persona con la que había mantenido una relación entre 2009 y 2015, rota unos meses antes, se encontaba saliendo con una prima.

 

Sin embargo, las acusaciones no sólo cimentan su convicción sobre la culpabilidad del procesado en el testimonio de la denunciante sino también en un informe del Instituto Nacional de Toxicología, que halló restos de ADN en el lavado vaginal practicado a la joven, y en otro de carácter psicológico en el que se constata que la víctima, cuando fue asistida, presentaba un síndrome de ansiedad compatible con los hechos objeto de la presente causa.

 

En su declaración ante la sala a puerta cerrada, la víctima ratificó que el día de autos ella y M.L, con quien había mantenido una relación anterior de casi seis años, habían estado juntos por la mañana en distintos sitios, un bar entre ellos, y que en un momento dado le pidió que la llevara a casa de su actual pareja en Valladolid, si bien, siempre según la versión de la denunciante, el procesado la condujo entonces hasta el referido pinar donde habría consumado la agresión sexual.

 

El denunciado, por su parte, reconoció haber estado con su ex novia en un bar y que luego la trasladó en su coche hasta casa de sus padres y desde allí, finalmente, al piso del nuevo novio de ella, sin antes pasar por el Pinar de Antequera y, desde luego, sin mantener relaciones sexuales, ni consentidas ni no consentidas.

Noticias relacionadas