La declaración... de insolvencia