La CVE propugna mantener moderación salarial en 2017

Ángela de Miguel, presidenta de la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE), ha abogado por mantener en 2017 la moderación salarial "que tan positiva se ha demostrado en estos años" y ha reclamado una apuesta por las empresas locales como fórmula para prevenir casos de deslocalizaciones similares a los de Lauki, Dulciora, SADA o Lex Nova.


 

Así lo ha defendido este martes en un desayuno informativo en el que ha realizado balance del ejercicio pasado y ha mostrado las expectativas de la patronal provincial de cara al año que comienza.

 

Respecto a los salarios, ha recordado que "por cada 100 euros que percibe un trabajador, la empresa paga 160", por lo que ha insistido en que aunque el montante final que percibe el empleado "pueda ser bajo", el empleador "no paga poco" y ha asegurado que en materia de impuestos abonados por el empresario, España se ve superada "sólo por Francia".

 

Ante esto, ha abogado por cambiar el modelo, de tal forma que la política impositiva "recaiga al final de la cadena de valor y no al principio", pues esto "resta competitividad" a las empresas españolas en el exterior.

 

Además, ha criticado la "errática" política gubernamental sobre tributos como el Impuesto de Sociedades que "cambia las reglas a mitad del partido" y "dificulta las inversiones" por la "imposibilidad de hacer previsiones a largo plazo". "La inseguridad jurídica frena el desarrollo económico", ha sentenciado la responsable de la CVE, quien se ha mostrado "muy preocupada" por esta cuestión.

 

En declaraciones recogidas por Europa Press, De Miguel ha defendido el "arraigo" de la empresa local sobre el de la multinacional, por lo que ha pedido a las instituciones que dirijan sus esfuerzos hacia este colectivo, si bien ha advertido de que Valladolid "debe ser atractiva" para que las empresas de fuera opten por ella frente a otros destinos, razón por la cual "es necesario trabajar" para ganar competitividad.

 

 

 

 

Noticias relacionadas