La crisis sanitaria hace retroceder el número de parados en Valladolid (21.571) a cifras de 2017

Gente por las calles de Valladolid con mascarillas por la crisis sanitaria. J. POSTIGO - Archivo

El número de Afiliados a la Seguridad Social (141.783) es similar al de verano de 2018

La crisis sanitaria derivada del coronavirus ha provocado que la ciudad de Valladolid retroceda hasta cifras de verano de 2017 en lo que a número de parados se refiere. En agosto de 2020, Valladolid registraba un total de 21.571 desempleados, lo que significa un total de 3.307 más que hace un año (+18,11 por ciento).

 

Las mujeres son las grandes damnificadas. Así del total de desempleados, 12.304 son mujeres, o lo que es lo mismo un 57 por ciento. Si atendemos a los grupos de edad, la horquilla que sale peor parada es la de mayores de 45 años, con 10.697 personas sin empleo. Por último, el sector Servicios, con 2.351 parados más que hace un año, es el que más desempleados acumula, con un total de 14.863.

 

El año comenzó muy bien en Valladolid. En enero las cifras del paro eran inferiores a 18.000 personas. Fue marzo y abril –coincidiendo con el Estado de Alarma y el confinamiento- cuando la curva se disparó y en mayo se llegó al máximo de parados, con casi 23.000 desempleados. La vuelta a la nueva normalidad y la llegada del verano fue un ligero bálsamo para algunos sectores que permitieron doblegar la tendencia alcista y se pudo reducir en un millar la cifra de desempleados.

 

Aun así, se está muy lejos de lograr los niveles pre-Covid 19.  En estos instantes, el número de desempleados es muy similar a los que había en el verano de 2017.

 

Algo similar ocurre si atendemos a la cifra de afiliados en Valladolid (con fecha 31 de agosto de 2020). En este caso el número es ligeramente superior al que había en el mismo mes de 2018. En total, en la ciudad son 141.783 afiliados, lejos de los más de 148.000 que estaban registrados en el mes de febrero antes de que se iniciara la crisis sanitaria.

 

Aunque las cifras son muy preocupantes, aún están muy lejos de las que se alcanzaron durante la crisis económica. Cabe recordar que en 2013, apenas había 128.000 afiliados a la Seguridad Social y en ese mismo año se llegó a rebasar los 32.000 desempleados.