La Coordinadora de Mujeres de Valladolid se manifiesta este martes en apoyo a Blanca Cañedo, demandada por Abogados Cristianos

Blanca Cañedo. YOUTUBE

Tendrá lugar a partir de las 12:00 horas, con salida desde la Plaza Caño Argales.

La Coordinadora de Mujeres de Valladolid ha convocado una manifestación para este martes, junto con asociaciones feministas de Asturias, en apoyo a Blanca Cañedo-Argüelles, histórica feminista asturiana enfermera y trabajadora social que será juzgada por la denuncia que interpuso contra ella la Asociación Abogados Cristianos.

 

La directora de la Clínica Belladona de Gijón, que forma parte de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI), ha sido acusada de menoscabar el honor de dicha asociación al decir, en una entrevista, que ésta "recibe una muy buena subvención por cada caso que abren", una afirmación que la parte demandante califica de "completamente falsa" por cuanto, como así puntualiza, los ingresos dependen únicamente de aportaciones privadas.

 

Ante la celebración de este juicio, la Coordinadora de Mujeres ha convocado una manifestación de apoyo, a partir de las 12:00 horas, con salida de la Plaza Caño Argales, según informaron a Europa Press fuentes del colectivo.

 

La demanda, fechada el pasado 6 de junio, ha sido admitida a trámite por el Juzgado de Primera Instancia nº 14 de Valladolid. Abogados Cristianos pide en ella una indemnización de 6.000 euros "por intromisión ilegítima en el honor" a raíz de las palabras pronunciadas por Cañedo en una entrevista publicada el pasado 19 de marzo en La Voz de Asturias.

 

Esta denuncia se entiende dentro de los ataques que sufren aquellas personas que se mantienen firmes en su compromiso por garantizar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y niñas, Blanca Cañedo-Arguelles es una de las mujeres referentes que llevan trabajando en ello desde hace 30 años.

 

"Lo único que intentan Abogados Cristianos es obstaculizar los derechos sexuales y reproductivos para impedir garantizar un derecho que fue aprobado en 1985 y que nos ha costado tantísimo conseguir. Esto es una muestra de que todavía se persigue a las mujeres por practicar abortos y atacan a las clínicas y a sus profesionales que intentan que este derecho se pueda ejercer con plenitud. Es necesaria una actitud política y legislativa que comprenda que las clínicas están garantizando un derecho y que protejan a los profesionales como en el caso de Blanca Cañedo, que ya cuenta con el apoyo del pleno municipal de Gijón tras aprobar una moción a finales de junio, a la que se sumó el Consejo de Mujeres. Desde la Coordinadora de Mujeres de Valladolid defendemos el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, a la libre decisión de las mujeres: sin interferencias, sin condicionantes, sin tutelas, ni penalizaciones, en el marco de una sociedad que cada día queremos más justa y más igualitaria".