La contaminación por ozono, aún alta, baja a valores de nivel 1

Imagen de archivo.

En las últimas 24 horas, aplicada la restricción al tráfico durante el fin de semana, las estaciones de Valladolid han recogido máximas de entre 103 y 107 µg/m³, por debajo del nivel 2 de aviso pero por encima de la recomendación de la Organización Mundial de la Salud.

La concentración de ozono en la atmósfera de Valladolid ha descendido tras un fin de semana en el que, por primera vez este año 2018, se han puesto en marcha las medidas contempladas en el nivel 2 -de aviso- que suponen restringir el tráfico en el centro de la capital. Una medida que entró en vigor el sábado 14 de julio a las 15 horas y que se prolongará, en principio, hasta el lunes a las 22 horas.

 

Las estaciones de medición, que durante el sábado 14 alcanzaron máximos entre 128 y 134 µg/m³ (en los cinco puntos de control), han registrado a lo largo de este domingo niveles máximos entre los 103 y los 107 µg/m³. La estación de Michelín 2 - Fuente Berrocal ha sido la que más concentración de este gas tóxico ha contabilizado.

 

Desde el 11 de julio tres de las estaciones de la capital -Valladolid Sur, Fuente Berrocal y Paseo del Cauce- han venido registrando máximos octohorarios por encima de 120 µg/m³, lo que llevó a activar el nivel 2 en el protocolo contra la contaminación, el que lleva aparejadas medidas que limitan el tráfico.

 

No obstante, según la Guía de Calidad del Aire elaborada por la Organización Mundial de la Salud, más estricta que el Real Decreto español y que el Plan de Acción municipal, el límite máximo tolerable es de 100 µg/m³ de máxima diaria de las medias móviles octohorarias.

Noticias relacionadas