¿La conoces? La curiosa historia de una mujer pisando a un niño en la fachada de la Universidad de Valladolid

Imagen de la sabiduría pisando a la ignorancia en la fachada de la Universidad de Valladolid.

La estatua, que encabeza la fachada, representa el lema de la UVa en el que la sabiduría se impone a la ignorancia

¿Se había fijado alguna vez? Seguro que ha pasado por delante miles y miles de veces. La fachada de la Universidad de Valladolid, junto a la Plaza de mismo nombre, es un clásico de la ciudad por el que circulan de manera habitual vallisoletanos y vallisoletanas sin dar mayor importancia a las figuras que allí descansan.

 

Eso sí, es probable que nunca haya reparado en el curioso detalle de una mujer pisando a un niño en la parte más alta de la estructura. ¿Cómo? ¿Ha leído bien? Sí, sí, no se frote los ojos.

 

La explicación se encuentra en que esta mujer representa a la sabiduría. De hecho la estatua tiene este mismo nombre; 'Sabiduría pisoteando a la ignorancia'. Y de ahí que esta persona, corona de laurel en la cabeza y libro y pluma en cada mano, esté castigando de semejante manera al infante, que también ilustra a la mencionada ignorancia con una venda tapándole los ojos.

 

Antonio Toméescultor barroco de finales del siglo XVII y comienzos del XVIII, fue el principal encargado de realizar la fachada junto a sus dos hijos Narciso y Diego. Y decidieron que no era tan mala idea una simbolización cuanto menos particular, desde luego. Son pocos los que aprecian el detalle, pero más de un visitante que ha reparado en ello no ha podido por menos que echarse las manos a la cabeza.

 

Abajo, al pie de la nombrada estatua, si bien a día de hoy esta se encuentra prácticamente borrada, se puede leer la identidad de la obra, el mismo que recoge el lema de la Universidad: “SAPIENTIA AEDIFICAVIT SIBI DOMVM”. ¿Sabía la curiosa historia?