La comisión europea visita en Ponferrada y Samos el proyecto LIFE STARS+20

Varios miembros de la Comisión Europea llevarán a cabo el seguimiento del proyecto europeo Life STARS+20, una iniciativa promovida por el Grupo San Valero de Zaragoza que ha tomado como base el Camino de Santiago para impulsar la lucha contra el cambio climático a través de cinco albergues en cinco comunidades autónomas: Aragón, Castilla y León, Galicia, La Rioja y Navarra.

 

El albergue parroquial de San Nicolás de Flüe de Ponferrada recibirá el próximo jueves 9 de febrero a los miembros de la Comisión Europea, Santiago Urquijo, desk officer técnico; Tommy Sejersen, desk officer financiero y José Álvarez, monitor externo. También estarán presentes el director general del Grupo San Valero César Romero Tierno y la directora de la iniciativa Nieves Zubález Marco.

 

Será el viernes día 10 de febrero cuando el albergue monasterial de Samos (Lugo) reciba la visita de estos representantes del proyecto.

 

El Life STARS+20 tiene como principal objetivo introducir el componente medioambiental en el Camino de Santiago, en cinco albergues del Camino Francés que son: Arrés en Aragón; Zabaldica en Navarra, Nájera en La Rioja, Ponferrada en Castilla y León y Samos en Galicia. En todos se han implantado diferentes medidas de eficiencia y sostenibilidad que permiten obtener ahorros energéticos y la reducción demostrada del 20% de emisiones de gases efecto invernadero, entre las que destacan: Sustitución de lámparas convencionales por tecnología LED. Instalación de contadores inteligentes para control y seguimiento de consumos de gas, agua y energía. Medidas de aislamiento térmico aplicando conceptos bioclimáticos para alcanzar, siempre bajo la premisa del menor consumo posible, las temperaturas óptimas. Instalación de dispositivos en cocinas y baños para un uso responsable y eficaz del agua corriente. Señalización de medidas de sostenibilidad con fines de sensibilización medioambiental. Diseño y difusión del “Decálogo de Buenas Prácticas Medioambientales del Peregrino” para su aplicación durante la estancia en el albergue, durante su recorrido por el Camino y después en su vida diaria.

 

También otras medidas son la instalación de sensores crepusculares para inhibir el encendido de las luminarias cuando el aporte de luz natural sea suficiente. Habilitación de trampillas de convección para ventilación de dormitorios evitando de ese modo la instalación de elementos de climatización con el consiguiente ahorro energético  y de emisiones de CO2 asociadas.

 

Adicionalmente se ha instalado una red de puntos de recarga para vehículos eléctricos ante la evidente necesidad de facilitar a los peregrinos con discapacidad el uso de vehículos eléctricos durante su recorrido. El punto de recarga de Ponferrada fue inaugurado el pasado mes de noviembre de 2015 con la presencia de diferentes autoridades con competencias en materia de medio ambiente y sostenibilidad.

 

Este proyecto, en cuyo partenariado internacional participan también la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, Europa Innovación y Desarrollo y el Ministerio de Medio Ambiente de Austria, cuenta con una dotación de 1,7 millones de euros de los que el 50% son financiados por fondos de la Unión Europea en el marco del programa LIFE + y el importe restante procede de la aportación realizada por los socios.

 

El proyecto LIFE STAR es un modelo que puede ser replicado en otros establecimientos y alojamientos que deseen adherirse a esta estrategia tanto en el propio Camino de Santiago, como en la vida cotidiana a través de la adquisición de hábitos y compromisos ambientales. Está abierto a todas las entidades e instituciones que se quieran sumar a esta iniciativa internacional, en la Web del proyecto, disponible en varios idiomas, se oferta información de interés ambiental para el peregrino elaborada por cada Comunidad Autónoma, municipios del Camino o entidades e instituciones de referencia. 

 

A nivel Internacional el Ministerio de Medio Ambiente de Austria participa en el proyecto mediante el intercambio de experiencias y medidas ambientales, así como la implantación en un Albergue de Austria del propio modelo del proyecto LIFE STARS+20  en una ruta de peregrinación mariana, con el fin de transferir los resultados del proyecto a otros establecimientos turísticos a mayor escala en el medio rural europeo.