La Cofradía del Despojado de Valladolid sufre un robo de documentación y una "considerable cantidad" de dinero

Imagen de las oficinas de la Cofradía, junto a la iglesia de San Andrés y el comunicado oficial emitido. TRIBUNA

Los ladrones forzaron la puerta de entrada a las oficinas, ubicada en los salones parroquiales en la iglesia de San Andrés.

La Real Cofradía penitencial del Santísimo Cristo Despojado ha denunciado ante la Policía Nacional el robo el pasado fin de semana en su oficina, ubicada en los locales parroquiales de la iglesia de San Andrés. Según han explicado en un comunicado, recogido por TRIBUNA, los ladrones han saqueado la caja de seguridad “en cuyo interior se encontraba una considerable cantidad económica para nuestra humilde hermandad”.

 

El robo también ha afectado a diferentes documentación oficial de la Cofradía, aunque aseguran que “en ningún momento afecta a la Ley Orgánica de Protección de Datos en los relativo a información sobre nuestros hermanos cofrades”, explican en un comunicado que han difundido a través de sus Redes Sociales.

 

Los responsables de la cofradía vallisoletana aseguran que también se han llevado una urna de metacrilato, donde los cofrades depositaban “los donativos para la bolsa de caridad, así como la manipulación para forzar su apertura de dos cajas de caudales, que finalmente no han sido sustraídas”.

 

Agentes policiales y policía científica estuvieron en el lugar de los hechos, tras lo cual la cofradía efectuó la correspondiente denuncia. En la actualidad, el órgano ejecutivo de la Cofradía se encuentra en conversaciones con el Seguro de la Cofradía y ya se ha reparado la puerta de acceso a la oficina, que fue forzada. También se ha dado cuenta del robo a la autoridad eclesiástica de la Diócesis.

 

Desde la Cofradía del Cristo Despojado han hecho un llamamiento al autor o autores del robo, para que al menos devuelvan la documentación sustraída, “ya que no tiene valor económico alguno pero sí una gran importancia para esta Real Cofradía Penitencial”.