La Cofradía de la Preciosísima Sangre adquiere en Sevilla la Virgen de la Caridad, que llegará tras la Semana Santa

Se trata de una Dolorosa de Rafael Martín Hernández. En principio no se adquiere para procesionar, aunque quizá en un futuro pueda salir a las calles de Valladolid

La Cofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo ha acordado adquirir una nueva talla, en este caso mariana –de la que carecían- para ampliar el patrimonio “y los valores que una imagen de la Virgen María posee”, según han explicado en un comunicado. Se trata de una Virgen Dolorosa, esculpida por el imaginero Rafael Martín Hernández y que fue concluida en el pasado mes de febrero.

 

Este domingo los hermanos aprobaban la adquisición en una asamblea extraordinaria en la que se exponía el proyecto. “El objetivo de adquirir esta talla es el de comenzar a inculcar en la vida cotidiana de la Cofradía todos los valores que una Imagen de la Virgen María posee, completar todos los medios de oración posibles para los Hermanos, y aprender a convivir en nuestras vidas con la presencia de la Madre de Dios”, explican desde la Real y Venerable Cofradía.

 

Asimismo, se pretende también “aumentar y exaltar el proyecto caritativo en el que la Cofradía trabaja con fuerza, para afianzar nuestro compromiso con la sociedad, en las labores de caridad y acción social que la Cofradía desempeñe”. Para ello se encomendarán todos los actos e iniciativas caritativas en las que trabaje la Cofradía, pues la advocación elegida para titular a la nueva talla es la de la Virgen de la Caridad.

 

A partir del próximo domingo, los cofrades, feligreses, amigos y simpatizantes que lo deseen, podrán comenzar a colaborar con la adquisición de la Virgen de la Caridad. La Capilla del Santísimo Cristo de la Preciosísima Sangre en la Iglesia Parroquial de Santa María La Antigua, se instalará una urna para recibir las donaciones de particulares. Más adelante, se realizará una tirada única de 1.000 primeras estampas que servirán de apoyo para completar el proyecto, y estarán a disposición de cualquier persona que desee adquirirlas. Si se cumplieran las previsiones, en los próximos meses, pasada la Semana Santa de 2018, la talla llegaría a Valladolid.

 

Por su parte, el autor –el sevillano Rafael Martín Hernández- se ha mostrado “ilusionado doblemente”. “Valladolid fue capital de la escuela castellana de imaginería, desde la que trabajaron maravillosos escultores como Gregorio Fernández, Alonso Berruguete, Juan de Juni o Luis Salvador Carmona, entre otros. Además, cuando contaba con 16 años me abrió sus puertas, dándome la oportunidad de trabajar para cofradías como La Vera Cruz o la Sagrada Pasión, a las que estaré eternamente agradecido por su confianza y maravilloso trato”.

 

“Esta cofradía adquirió la primera imagen de Cristo de un autor no castellano, Lázaro Gumiel, y en esta ocasión aportará a la Semana Santa de Valladolid la primera dolorosa de escuela sevillana, lo que supone para mí un gran orgullo y responsabilidad”, concreta el escultor en Redes Sociales.

 

Según ha podido conocer Tribuna de Valladolid la cofradía podría estudiar que la imagen, una talla mariana de vestir, procesionara en un futuro.