La Cistérniga suspende sus fiestas de Nuestra Señora del Carmen

Foto: lacisterniga.com

El municipio se ha visto obligado a cancelar los actos ya que habría sido imposible evitar las habituales aglomeraciones

El Ayuntamiento de La Cisténiga (Valladolid) ha suspendido los actos de las Fiestas de Nuestra Señora del Carmen, que se iban a celebrar del 15 al 20 de julio, para proteger la salud pública debido a la crisis sanitaria de la COVID-19 ya que hubiese sido "imposible" evitar las aglomeraciones habituales de este festejo que es uno de los más concurridos de la provincia.

 

"Es inevitable no suspenderlas", ha explicado a Tribuna la alcaldesa de la localidad, Patricia González, quien incide en que el Consistorio se ha visto obligado a tomar esta decisión debido al avance de la pandemia y la incertidumbre sobre la desescalada.

 

Estas fiestas son una de las más concurridas por los vallisoletanos en el período estival. La conexión de transporte con el municipio y su cercanía con la capital, facilita la afluencia, como ha precisado la regidora, que también ha asegurado que de celebrarse no se hubiesen podido controlar las aglomeraciones ni a las personas visitantes.

 

"Un sábado de fiestas podemos llegar a acoger a 20.000 personas, el doble de los habitantes. En la plaza durante la verbena hasta 10.000 ", ha señalado González, para incidir en la obligatoriedad de cancelar estos festejos, tan preciados por los vecinos y peñistas, dada la situación que demanda seguridad y distancia social.

 

Si bien podría ser  que para cuando llegue la fecha La Cistérniga esté ya en la etapa de 'nueva normalidad',  llevar a cabo la celebración seguía siendo inviable. De hecho, el Consistorio aún no baraja llevar a cabo algún acto especial y a pequeña escala por el día de la Patrona, el 16 de julio, al menos hasta que no se estabilice la situación.

 

Así, los vecinos de este municipio tendrán que esperar al menos un año para vivir sus festejos en honor a Nuestra Señora del Carmen,  siempre y cuando la pandemia lo permita. Este año tocará echar de menos desde el desfile de peñas, pregón y chupinazo que inaugurán su gran semana, hasta los conciertos, verbenas, charangas, desfiles, gymkanas o concursos que la completan.

 

"Quiero mandar ánimo y fuerza a los vecinos y pedirles paciencia. Ya estamos viendo la luz", ha destacado Patricia González, quien confía que en que el próximo año La Cistérniga pueda disfrutar de esta celebración. "Tendremos las fiestas que todos soñamos".

 

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: