La CHD se reunirá con los regantes de Peñafiel el 22 de febrero y con los del Pisuerga el 28 de febrero

La Confederación Hidrográfica del Duero, organismo adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, se reunirá en los próximos días con las comunidades de regantes de las principales zonas de la cuenca, con anterioridad a las juntas de explotación del mes de marzo, para explicar las previsiones de agua disponibles con el fin de que puedan planificar sus campañas.

 

El objetivo de estos encuentros es que los regantes dispongan de una información detallada de los recursos hídricos con los que podrían contar, y así empezar a realizar las tareas de siembra en función de las dotaciones previstas.

 

Por zonas, el calendario planteado es el siguiente: - Alto Duero. Aranda de Duero (Burgos) y Riaza-Duratón.Peñafiel (Valladolid), el 22 de febrero; Tormes-Águeda.Garcihernández (Salamanca), el 26 de febrero; 

 

Órbigo-Tuerto.Hospital de Órbigo y Esla-Valderaduey, en León, el 27 de febrero; Adaja. Embalse de las Cogotas (Ávila), el 28 de febrero, y Pisuerga y Bajo Duero (Valladolid) y Carrión (Palencia), el 1 de marzo.

 

CONDICIONES QUE PUEDEN VARIAR

 

El estado actual de los embalses, al 35 por ciento de su capacidad y con un ritmo de recuperación lento y desigual por zonas, permite prever que será necesario ajustar las dotaciones de metros cúbicos por hectárea durante la campaña de riego, salvo que las condiciones varíen a lo largo de las próximas semanas y la primavera.

 

Las juntas de explotación se celebrarán en marzo con presencia de los diferentes usuarios -comunidades de regantes, ayuntamientos, empresas del sector hidroeléctrico...- con objeto de determinar los volúmenes de agua existentes para cada uno de los usos, dentro de los doce sistemas de la cuenca del Duero, en la campaña que comenzará en abril.

 

Los acuerdos serán ratificados por la Comisión de Desembalse que tendrá lugar a primeros de ese mes. Este órgano de participación, donde también se hallan representados los usuarios, determinará las reservas que habrán de quedar en cada embalse a 30 de septiembre, fecha en que concluye la campaña de riego y el año hidrológico. De esta manera, se concretarán las dotaciones por hectárea para cultivos de regadío según las zonas.