La calle Conde de Ribadeo busca transformar el asfalto en terrazas
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

La calle Conde de Ribadeo busca transformar el asfalto en terrazas

Hasta cinco bares presentarán una solicitud conjunta para instalar sus mesas en quince plazas de la ORA, después del nuevo Decreto del Ayuntamiento

El asfalto convertido en mesas, sillas y todo el movimiento habitual de la hostelería. Cafés, cervezas y tapas donde normalmente suelen situarse vehículos de dos o cuatro ruedas. ¿Es esto posible? Sí, después del anuncio que este martes realizó el Ayuntamiento de Valladolid. Un nuevo Decreto que permitirá a aquellos bares sin terraza ocupar tres plazas de aparcamiento de la ORA para que cuenten con este elemento vital para ellos, más en estos tiempos de cierre de interior de sus negocios.

 

La cuestión es que parece ser que la calle de Conde de Ribadeo, en pleno centro de la ciudad a apenas unos metros de la Plaza del Rosarillo, puede ser una de las que viva un cambio total a partir de esta iniciativa municipal. Son cinco los establecimientos que han decidido formalizar esta solicitud, cosa que harán de forma conjunta, con la esperanza de que el Consistorio dé su beneplácito y puedan salvar así sus negocios. Se trata del Vayco, el Sahara, el Nakama y el Abstracto en el lado impar de la calle y el Vinos Merino en la par.

 

“Llevamos luchando con este tema desde mayo del año pasado”, explica Pablo Scarfone, dueño del Vayco, quien precisamente este jueves celebraba, de aquella manera, el segundo aniversario de la apertura de su bar. Y es que la intentona con las terrazas viene de lejos, casi desde que empezó la pandemia, allá por mayo de 2020.

 

“Presentamos entonces una solicitud conjunta todos los hosteleros de la calle, los cinco bares de este tramo. Hablamos, nos pusimos de acuerdo para ponérselo fácil al Ayuntamiento y hacer una tira completa de terrazas en este lado de zona azul, viendo que se estaba haciendo en muchas ciudades de España y de Castilla y León molestando lo menos posible a los vecinos y afectando a las menores plazas de aparcamiento posible, porque entendemos que al ser zona azul al fin y al cabo la gente paga por aparcar. Tardaron más de seis meses en responder y la respuesta fue que no”, incide. Y es que la situación ya es desalentadora, más en lugares como esta calle donde no hay posibilidad de terrazas, solo veladores pegados a la pared, ante lo reducido de las aceras.

 

UN NUEVO INTENTO

Ahora, con la iniciativa del Ayuntamiento, esta vez más receptivo ante las necesidades de los hosteleros, la perspectiva cambia. “Llega tarde, pero llega. Más vale tarde que nunca”, sigue Scarfone. “Nuestro proyecto inicial va a ser parecido al de por aquel entonces con algunas modificaciones”. En total serán quince metros por local, tres plazas de aparcamiento, donde pretender colocar cinco mesas en cada espacio. “Tendríamos el lado de números impares de Conde de Ribadeo con cuatro bares seguidos y solo uno enfrente, el de Vinos Merino”. De hecho ya han realizado un croquis ellos mismos, que ahora debe perfeccionar un arquitecto para la solicitud que finalmente se registrará en el Ayuntamiento estos días.

 

“Somos optimistas para que lo aprueben, vemos un rayito de luz después de tanto sufrimiento. Llevamos un año así”, externaliza el sufrimiento de todos los bares el dueño del Vayco. “Cuando nos lo denegaron el año pasado volvimos a preguntar, hablamos con el Ayuntamiento, con la Asociación de Hostelería… hemos enseñado que en otras ciudades de Castilla y León se ha hecho y ha funcionado”.

 

Pagos de locales, de empleados, ERTEs, luz y otros recibos… Las fuerzas empiezan a escasear y, teniendo en cuenta que el cierre de interiores durará en Valladolid ciudad y Tudela de Duero al menos hasta el próximo martes –en próximos días la Junta decidirá si reabren o no-, esta peatonalización de zonas de aparcamiento puede ser la que salve muchos establecimientos.

 

“Nos alegramos de los compañeros que tienen terrazas medianas o grandes y pueden trabajar, pero claro, somos muchos bares sin esa posibilidad. Es un año pagando todo al 100% y con ingresos al 0%. Esto es muy duro, hay hasta compañeros que se han quitado la vida por esto. Esto es un poco de oxígeno, no nos va a solucionar la vida, pero nos va a permitir seguir luchando”, prosigue Scarfone.

 

Ya por último, el hostelero se muestra expeditivo sobre quienes puedan quejarse por las plazas de ORA que desaparecerían si el Ayuntamiento da el OK a este planteamiento de los cinco bares de Conde de Ribadeo. “La mayoría de vecinos nos apoyan. Nos conocen, saben el sufrimiento que hemos tenido todos. Alguien habrá a quien le moleste, por supuesto, pero tendrá solución. Va a haber una buena conexión entre la gente, entre quienes sean capaces de ver que hay un problema y que necesitamos una solución”. Pronto, cuando esta solicitud conjunta esté presentada, la pelota estará en el tejado del Ayuntamiento.

La calle Conde de Ribadeo, donde el asfalto podría cambiarse por terrazas. JUAN POSTIGO

Noticias relacionadas