La calle Angustias ya está cortada por la SEMINCI