La caldera de Huerta del Rey enfrenta, con deportividad, a las aficiones de Valladolid y León
Cyl dots mini

La caldera de Huerta del Rey enfrenta, con deportividad, a las aficiones de Valladolid y León

D.Á.
Ver album

Las dos hinchadas, que guardan una rivalidad deportiva desde hace décadas, se volvieron a encontrar en el pabellón vallisoletano después de dos años. El partido estuvo encendido pero no hubo incidentes.

Huerta del Rey vivió uno de esos partidos que evocan a los mejores tiempos del balonmano en Valladolid. Cuando el equipo local luchaba por los puestos de honor frente a Ademar León, ambos de la parte alta. Ambos con una rivalidad que trascendía lo deportivo, y que hacía que cada derbi se fuese caldeando durante toda la semana, y también después de los 60 minutos de juego.

 

Hoy sábado 13 de mayo la cancha vallisoletana volvió a respirar ese ambiente. Cientos de leoneses llegaron a la ciudad del Pisuerga, equipados con banderas de León, para gritar y animar a los suyos en la conquista de la segunda posición de la Liga Asobal. Sabían que venían a un feudo complicado en lo deportivo, y también en lo moral. 

 

El recibimiento estuvo a la altura. Los aficionados locales rendían homenaje a José Delgado Ávila, uno de los jugadores emblemáticos de la ciudad y de la historia del balonmano español, y el objetivo de llenar Huerta del Rey que se propuso el club estuvo a punto de cumplirse. Las gargantas afinadas porque también los hinchas sabían que un derbi ante León no es un partido más, aunque el Atlético Valladolid ya hubiese cumplido el objetivo de la salvación. No se jugaban puntos trascendentes, pero sí el orgullo.

 

Durante el choque el partido estuvo encendido, sobre todo en la recta final donde unos y otros reclamaban a los árbitros sus decisiones. Con un final apretado ambas aficiones tiraron de repertorio, con los locales entonando el 'vamos mi pucela' y los leoneses a grito de 'pucelano el que no bote'. 

 

Al final los puntos viajan para León. Pero en Huerta del Rey queda algo mejor, la sensación de que la ciudad ha recuperado el balonmano de élite. Y de que esta es solo una de las primeras páginas en una historia que se espera larga y exitosa.

Noticias relacionadas