La Caixa ha destinado medio centenar de viviendas sociales a colectivos desfavorecidos

Se trata de los programas Alquiler Solidario y de su aportación al Fondo Social de Vivienda.

El Grupo "la Caixa" suma ya un total de 58 viviendas sociales a disposición de los ciudadanos con menos recursos en Valladolid a través del programa Alquiler Solidario y de su aportación al Fondo Social de Vivienda.

  

La apuesta por esta línea de actuación se remonta al año 2005, en plena bonanza económica. Entonces, los jóvenes y las personas mayores eran los colectivos con mayores dificultades para acceder a una vivienda.

  

El empeoramiento de la situación económica ha incrementado los problemas en este ámbito, por lo que la entidad financiera pone sus activos inmobiliarios al servicio de la Obra Social, con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos.

  

La Fundación Bancaria "la Caixa", a través de su Obra Social, cuenta con el programa Alquiler Solidario para promover el acceso a una vivienda digna. En Valladolid suma 55 pisos a disposición de los colectivos con menos recursos.

  

El programa Alquiler Solidario, puesto en marcha en 2011, está orientado a personas que han visto mermada su capacidad económica como consecuencia de la crisis. La Obra Social, en colaboración con CaixaBank, subvenciona la mitad de la renta de estos contratos de alquiler, que oscilan entre 150 y 500 euros.

  

Por su parte, CaixaBank es el único banco del Estado que, además de cubrir el número de viviendas asignadas por el Gobierno para contribuir al Fondo Social de Vivienda, lo ha superado ampliamente. En Valladolid son un total de tres.

  

Isidro Fainé, presidente del Grupo "la Caixa", destaca que una vivienda constituye los cimientos de cualquier proyecto de vida personal digna. "Nuestra apuesta por la vivienda social como exponente de nuestro compromiso con las personas se ha multiplicado en los últimos años, y lo seguiremos potenciando", ha anunciado.

  

Bajo la presidencia de Isidro Fainé y la dirección general de Jaume Giró, la Fundación Bancaria "la Caixa" mantiene en 2015 el presupuesto de su Obra Social en 500 millones de euros, la misma cantidad que en los siete ejercicios precedentes. Esta dotación sitúa a la entidad como la primera fundación privada de España y una de las más importantes del mundo.

  

El desarrollo de programas sociales focalizados en los grandes retos actuales, como el paro, la lucha contra la exclusión y el acceso a la vivienda, concentra el grueso de la inversión, el 67,1 % del presupuesto (336 millones de euros); el apartado cultural acapara el 13,5 % (67 millones); los programas de ciencia y medio ambiente suponen el 11,2 % (56 millones), y el apoyo a la educación y la investigación, el 8,2 % (41 millones).

  

En 2014, más de 9,5 millones de personas participaron o se beneficiaron de las iniciativas de la Obra Social "la Caixa".