La boda más rara jamás oficiada por Óscar Puente

Imagen del vídeo grabado por el alcalde de Valladolid. @AYUNTAMIENTOVLL

Dos novios, dos testigos y todos ataviadoscon mascarillas y guantes.

En estos tiempos de cuartena y aislamiento en nuestros hogares, la noticia de que se ha celebrado una boda parece extraña, por no decir imposible. Aún así el Ayuntamiento de Valladolid ha oficiado este fin de semana un casamiento de la manera más peculiar, apenas cinco personas pudieron reunirse en el salón del consistorio para ser partícipes de la unión.

 

Los dos novios, los dos testigos y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, como oficiador de la misma fueron los únicos presente. Suena duro pues a todo el mundo le gusta que sus más allegados puedan asistir a tu boda, pero las circunstancias han hecho imposible que se pudiera celebrar de otra manera. Y como no podía ser de otra manera todos cumpliendo con los protocolos de seguridad para evitar un posible contagio de coronavirus.

 

"Acabo de oficiar la boda más extraña y triste de mis años de alcalde. 4 personas. Los novios y dos testigos. Todos a distancia. Y todos con mascarillas y guantes. No hemos podido ni siquiera hacer una foto. Son días duros y extraños. Que pasen pronto. Contribuyamos entre todos", explicaba Puente en twitter.

 

A raíz de este mensaje las respuestas no se hicieron esperar y muchos fueron los que se preguntaron el por qué no se celebró en otra fecha el casamiento, pero una amiga de la pareja confesó que por temas burocráticos era imposible poder celebrarse en otras fechas. De este modo el Ayuntamiento de Valladolid ha oficiado una boda que tal vez nunca más se vuelva a repetir porque cada vez esta más cerca el final del confinamiento.