Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

La biometría será el sistema de pago del futuro

Conocemos la evolución de los sistemas de pago.

La historia de los sistemas de pago se remonta a tiempos muy remotos. Se puede considerar el trueque como una de las primeras formas de pago. Con el trueque si yo quería un Iphone X tenía que pagarlo con, por ejemplo, un iMac con todos los accesorios.

 

Luego vinieron las monedas, en principio hechas de simple metal, luego de metales preciosos, hasta que llegó el papel moneda, que emitia cada banco por cuenta propia, así como también los cheques y pagarés, que están bastante extintos.

 

Las monedas y el papel moneda, Emitidos por los países y no por los bancos, son el medio de pago que se ha mantenido en el tiempo y en la actualidad conviven con lo que desde los años 80 se empezó a denominar “dinero plástico” que es lo más común en las tpv de hostelería Glop. Primero vino la tarjeta de crédito, a la que después se le uniría la tarjeta de débito, que son medios de pago sin el uso de metal ni de papel. 

 

Desde el trueque hasta  las mondas y el papel moneda, transcurrieron varios siglos. En la actualidad los medios de pago han evolucionado con la misma velocidad que lo hace la tecnología. Las tarjetas de crédito pasaron de un engorroso aparato a los lectores de cinta magnética.

 

 

LA EVOLUCIÓN DE LOS MEDIOS DE PAGO


Con el transcurrir del tiempo, y en búsqueda de la simplificación de los medios de pago, desde que se buscan otros sistemas de pago, la seguridad es factor fundamental. Cuando ud. realiza un pago con una tarjeta de crédito o débito se debe presentar junto con ella un medio de identificación, su DNI o pasaporte, o algo que permita saber que la tarjeta de crédito o débito es de su propiedad.

 

La agilidad en el pago junto a la seguridad es importante para quienes trabajan en la creación de nuevos sistemas de pago. Con las tarjetas de crédito y débito “contactless” simplemente se acerca su tarjeta al lector y listo, ya está pagado (si tiene saldo). Nadie más que Ud. manipula la tarjeta, de esta forma se evitan las clonaciones y otros delitos comunes con tarjetas de crédito y débito, por eso nos recomiendan desde SalasdeChatGratis este método de pago seguro.

 

La llegada de los smartphones y sus constantes avances ya permiten también usarlos como medio de pago. Existen varias aplicaciones que permiten realizar pagos y/o transferencias de dinero en euros.

 


¿LA BIOMETRÍA SERÁ EL SISTEMA DE PAGO DEL FUTURO?

 


Hemos repetido varias veces que la agilidad y la seguridad, además de la comodidad del usuario, es el norte de quienes trabajan en la búsqueda de nuevos sistemas de pago. Lo más “reciente”. y las comillas se refieren a que ud. lo ha visto millones de veces en series de televisión, son las soluciones biométricas.

 

En la actualidad para identificarse hay que usar un PIN, junto a un lector de tarjeta, o un número secreto. Los expertos, entre ellos los de poseedores de franquicias (MasterCard - VISA), aseguran que el 80 por ciento de los usuarios de tarjetas de crédito y/o débito han olvidado su número PIN en los últimos seis meses; y una de sus quejas es lo engorrosos pueden llegar a ser los trámites de recuperación, que yendo rápido se pierden de 10 a 15 minutos en la conexión telefónica o en recibir el SMS con el PIN temporal.

 

Eso sin contar el phishing o, como ya comentamos anteriormente, el fraude mediante métodos imaginativos que intentan acceder a nuestro número secreto. Esta serían algunas de las cosas que resolvería la biometría.

 

Hay muchas formas de aplicar la biometría como sistema de pago, las huellas dactilares son una de ellas y la que más se está usando junto con una buena sección de lectores de códigos de barras inalámbricos. Por ejemplo, Apple Pay permite el pago mediante el uso de la huella dactilar en el móvil, por que el lector de huellas dactilares de los móviles se ha constituido como uno de los métodos de seguridad biométrica más efectivo a la hora de realizar pagos digitales.

 

La huella dactilar está empezando a sustituir a los PIN, contraseñas u otros patrones de seguridad. El reto más importante en la aplicación de estos métodos biométricos (usados incluso por algunos bancos en varios países), es conseguir que las personas sean receptivas y que se adapten de forma rápida a estos sistemas.

 

Otra empresa que ya está inmersa en la biometría es el gigante chino Alibaba. Sus usuarios con Alipay usan “smile to pay”, que les permite comprar gracias al reconocimiento de su rostro y a su número de teléfono.

 

Su uso será infinito en los próximos años, hasta nos recomiendan desde este portal de productos de limpieza, será sin dudas el futuro inmediato de sistemas de pago.

 

Esto cada vez avanza más. Y seguro que pronto lo veremos evolucionar poco a poco. La personas ya se están dando cuenta de la importancia que tiene, porque es una metodología con futuro.