La Banda Sinfónica de Arroyo recupera el pulso tras un confinamiento muy activo

Tras poner en marcha numerosas iniciativas en las redes sociales que han llegado a miles de personas, la sinfónica prepara un importante cambio de imagen coincidiendo con el cambio de sede a la Casa de la Música y el Teatro

Tras comenzar el año con varias actuaciones dentro del municipio, —como su tradicional Concierto de Año Nuevo—la Banda Sinfónica de Arroyo estaba a pleno rendimiento cuando el estado de alarma sorprendió a la formación. El comienzo del confinamiento cortó de lleno las actuaciones que la agrupación tenía previstas para los próximos meses, que no eran pocos. El 21 de marzo habrían comenzado sus actuaciones en el marco de la Semana Santa de Valladolid con un concierto cuaresmal en la céntrica Iglesia de Santiago de Valladolid, que se ha convertido en una de las grandes citas de la Cuaresma en la ciudad durante los últimos años, y que deja siempre pequeño el céntrico templo de la capital vallisoletana.

           

A las procesiones hay que sumar además la cancelación de otros importantes proyectos que la banda tenía previstos en los próximos meses, entre los que destacaban la II edición de las Jornadas de dirección en colaboración con la Academia Opus23, de Miguel Romea y Andrés Salado. El segundo de ellos, jurado además del programa de RTVE Prodigios y nombrado recientemente como próximo director titular y artístico de la Orquesta de Extremadura, ya colaboró estrechamente con la formación en la primera edición, realizada durante 2019 en la sede de la formación arroyana con la participación de numerosos directores invitados. La cita, que finalizó con un exitoso concierto durante el mes de junio en el marco incomparable del Archivo General de Simancas, estaba invitada a repetirse por estas fechas.

           

Pero, lejos de quedarse de brazos cruzados, desde la formación han implementado diversas iniciativas bajo el lema #BandaDeArroyoEnCasa, que han llegado ya a miles de personas en los últimos meses. Entre ellas destacó inicialmente la Semana Santa virtual, bautizada como #SemanaSantaBSA, que llevó la Pasión vallisoletana a las casas con varios directos en colaboración con el periodista Luis Amo y que se convirtieron en noticia a nivel nacional, siendo destacada por diversos medios como una de las mejores opciones para vivir la Semana Santa sin moverte del sofá. Además, su exitoso disco de música sacra Processionare ha sonado en cadenas de televisión y radio de todo el país en el marco de ediciones virtuales de eventos como el Sermón de las Siete Palabras, al que la agrupación de Arroyo habría puesto banda sonora en la mañana del Viernes Santo.

           

Las actividades de la banda  han obtenido además repercusión en plataformas como el programa de radio de Nuestras Bandas de Música, plataforma más seguida de España en el ámbito de dicho tipo de formaciones y que cuenta con miles de adeptos, o por parte de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana  (FSMCV) y la Confederación Española de Sociedades Musicales (CESM).

           

Por otro lado, muchos de músicos se han lanzado también a potenciar proyectos digitales de toda índole que han acercado también al municipio por medio del boletín informativo expedido por parte de la Concejalía de Cultura de Arroyo, entre los que se pueden destacar la publicación de artículos en revistas especializadas en actualidad musical, como  Docenotas, Todalamúsica o El Criticiclo, así como la creación de los podcasts El rincón sinfónico o Nota a Nota, que repasan la actualidad musical desde un punto de vista novedoso.

           

Tampoco han faltado a la desinteresada apuesta del mundo de la cultura por fomentar un confinamiento más amable, realizando numerosos vídeos desde sus casas que han comprendido desde una integral de las Invenciones de Bach a piezas como  Libertango, My Way, Summertime, Stand By Me, Perfect, Lágrimas negras, bandas sonoras como Enredados o propuestas tan personales como Lockdown Poets, en la que el fliscorno de uno de sus músicos se mezcla con otros artistas y poetas que recitan en alemán, esperanto, chino mandarín o castellano. Compositores tan diversos como Shostakovich, Ed Sheeran, Schubert, Gershwing o Piazzolla comparten ahora espacio en los perfiles de la banda, en una decidida apuesta por las nuevas tecnologías que no resulta nueva en la formación y que tienen previsto seguir reforzando.

           

Los miembros de la sinfónica han mostrado también su lado más humano gracias a #BSAyuda, una iniciativa que ha buscado sensibilizar a la población durante semanas sobre la importancia de colaborar para mejorar la situación actual en la medida de las posibilidades de cada uno. Mascarillas, batas o pantallas son algunos de los elementos fabricados por músicos, director, familiares y adeptos de una formación que, al igual que en tantos otros casos, no ha dudado en ponerse manos a la obra para tratar de ayudar. Además, varios de sus músicos, profesionales también de la sanidad, han colgado el instrumento para dedicarse por completo a colaborar en la gestión de la pandemia, “la música es muy importante en nuestras vidas, pero en las circunstancias actuales debíamos dar todo para agradecer a la sociedad el esfuerzo y apoyo realizados”, afirma una de las implicadas.

           

La formación, que sigue trabajando para retomar la actividad presencial en las próximas semanas, cuando la situación sanitaria lo permita con todas las garantías, tiene también previstos nuevos proyectos. Entre ellos destacan un importante cambio de imagen y también de sede, dado que en los próximos meses será la Casa de la Música y el Teatro la que recoja los ensayos y conciertos de la sinfónica, un hecho que supondrá otro importante salto cualitativo en la historia de una formación que no ha parado de crecer y que tiene previsto seguir reforzando más todavía su presencia en el municipio gracias a las posibilidades que brindará el nuevo espacio. Toda la información sobre actividades realizadas y nuevos proyectos se encuentra en los perfiles de Facebook, Twitter e Instagram de la sinfónica.