La avispa asiática llegará a Valladolid en un plazo de dos o tres años

La avispa asiática supone una de las principales amenazas para las abejas y sus colmenas.

La Asociación de Apicultores de Valladolid (Aprova) han alertado este miércoles de que la avispa asiática, una de las principales amenazas para las abejas y sus colmenas, acabará llegando a Valladolid en un plazo de dos o tres años, por lo que ha pedido ser "inmisericordes" con ella cuando llegue.

 

"Si no acabamos con ella, ella acabará con nosotros", ha alertado el presidente de Aprova, Miguel Martínez Ribot, quien ha presentado la jornada que este sábado, 25 de noviembre, celebrará su asociación en el Centro Cívico Esgueva para intercambiar técnicas y conocimientos con los que los apicultores puedan hacer frente a las amenazas que sufre su actividad.

 

Al margen de la avispa asiática, Martínez Ribot ha señalado como amenazas la varroa, un ácaro que parasita la abeja y le provoca infección. Aunque existe tratamiento, el presidente de Aprova ha alertado de que "ya no es visible como antes porque ha mutado".

 

También el cambio climático afecta a la apicultura, pues el aumento de las temperaturas ha hecho que en muchos puntos de la geografía española las colmenas no cesen su actividad en invierno, una parada que los apicultores aprovechaban para realizar tratamientos sanitarios y de conservación, con lo que en muchos casos ahora no es posible o se ven obligados a trasladar sus colmenas a zonas más frescas.

 

Todos estos retos se analizarán y se pondrán en común técnicas alternativas con las que hacerles frente en la jornada, que se desarrollará de 10.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 18.30 horas.


SEQUÍA

 

Por su parte, el secretario de Aprova, Antonio Vicente, ha apuntado también a los daños causados por la sequía, que ha provocado un déficit de pasto apícola que ha obligado a los apicultores a reforzar la nutrición de sus abejas para garantizar la supervivencia de las colmenas.

 

Como ha recordado Vicente, el 99 por ciento de los apicultores de la provincia no tienen ánimo de lucro y realizan su actividad "por ocio" y con una producción destinada al autoconsumo, al tiempo que ha defendido su contribución al sostenimiento de la biodiversidad.

 

La jornada del sábado se ha presentado este miércoles en el Palacio de Pimentel, sede de la Diputación Provincial, cuya diputada de Agricultura, Henar González, ha defendido la importancia del sector a pesar de atravesar "un momento preocupante".

 

Precisamente, el presidente de Aprova ha recordado que es la Diputación de Valladolid la única institución de la que reciben apoyo directo los 190 asociados de Aprova, tanto en ayudas económicas como con la cesión de un espacio en Matallana para la ubicación de un colmenar donde experimentar nuevas técnicas y realizar formación.