La autopsia confirma la muerte violenta, con heridas de arma blanca y golpes, del joven hallado en Laguna

El joven de 18 años recibió dos cuchilladas y golpes en cabeza y cara. Aún no se ha practicado detención alguna en el marco de las investigaciones que lleva a cabo la Policía Judicial de la Guardia Civil de Valladolid.

La autopsia confirma la muerte violenta del joven hallado en Laguna de Duero (Valladolid) este jueves y señala varias heridas de arma blanca, así como golpes, uno muy fuerte en la cabeza, según ha informado la subdelegación del Gobierno. 

 

El informe de la autopsia, realizada en el Instituto Anatómico Forense, apunta que el joven presentaba sendas heridas por arma blanca en el cuerpo y distintos hematomas, algunos de ellos sangrantes, en cabeza, nariz y uno de sus ojos, con lo que, según las primeras investigaciones, el origen de la muerte es de etiología homicida.

 

Sin embargo, a esta hora aún no se ha practicado detención alguna en el marco de las investigaciones que lleva a cabo la Policía Judicial de la Guardia Civil de Valladolid.

 

El cuerpo de la víctima, a la que este viernes se le ha practicado la autopsia para conocer más detalles sobre lo ocurrido, fue hallado sobre las 07.43 horas de ayer jueves en la avenida de las Salinas, tras el Polideportivo, en una zona que, como añadió el subdelegado del Gobierno, Emilio Álvarez, en condiciones normales por la noche tiene un "ambiente más juvenil", aunque ello no implica que sea una zona con "problemas de drogas".

 

El cuerpo del joven no portaba documentación en el momento en que fue hallado y aunque inicialmente se señaló que se trataba de un menor, la Subdelegación confirmó más tarde que ya se le había podido identificar y es un joven de 18 años, en concreto David H.S, hijo de una familia de hosteleros que hasta hace unos meses regentaba el bar Manhattan

 

También confirmaron las mismas fuentes que presentaba un fuerte golpe en la cabeza, con una herida con sangre, además de unos desperfectos en la ropa aunque sin especificar entonces que habían sido causados con un objeto punzante, lo que hacía barajar ya la hipótesis de una posible "criminalidad" en las causas de la muerte.

 

Tras el hallazgo, una persona se acercó al lugar de lo hechos en el que fue localizado el cadáver para avisar de que un joven de su familia no había regresado al domicilio esa noche.

 

Por la tarde, amigos y conocidos del fallecido pasaron por el Cuartel del Instituto Armado en la villa lagunera para ser interrogados al objeto de arrojar luz sobre el crimen y poder así identificar y detener al presunto o presuntos responsables del mismo.

Noticias relacionadas