La Audiencia de Valladolid ha sobreseído la causa contra el funcionario de la CHD por perdón de los ofendidos

La Audiencia de Valladolid ha sobreseído la causa contra el funcionario de la Confederación Hidrográfica del Duero que iba a ser juzgado por haber utilizado claves informáticas para acceder al Catastro para consultar, con fines particulares, datos relativos a propiedades de distintos familiares.


 

Se da la circunstancia de que el presente delito, el segundo de este tipo recaído hasta la fecha en la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia provincial, recoge con carácter excepcional en el Código Penal la posibilidad de sobreseer la causa cuando media el perdón de los ofendidos o perjudicados, algo que se ha producido finalmente y, por ello, la sala encargada del juicio lo ha suspendido de forma definitiva para dictar el correspondiente auto de archivo, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

Con carácter provisional, la acusación pública solicitaba para el encausado una condena de tres años y tres meses de cárcel, nueve años de inhabilitación absoluta y el pago de una multa de 3.780 euros.

 

El funcionario de la CHD en Valladolid, R.R.M, habría utilizado la clave informática de su superior--que en la práctica es compartida--para realizar determinadas consultas en el Catastro. En concreto, y aprovechando tal condición, habría usado esa clave para realizar multitud de consultas entre los meses de junio de 2010 y septiembre de 2014.

 

Las entradas en el registro del Catastro, cuya finalidad no ha sido concretada, tenían por objeto informarse de las propiedades de su exesposa (45 accesos), la actual pareja de ésta (9 consultas), sus exsuegros (53) y una hija de éstos y hermana de su exmujer (9).

Noticias relacionadas