La Asociación La Calle de Laguna pide una fiscalidad más justa en la tasa del agua

Imagen de la Piscina de Laguna de Duero

La entidad de la localidad vallisoletana lo hace de cara al Pleno Municipal Extraordinario previsto para este jueves.

La Asociación Vecinal La Calle de Laguna de Duero (Valladolid) ha solicitado una fiscalidad más justa en la tasa del agua, de cara al Pleno Municipal Extraordinario previsto para este martes, a partir de las 08:30 horas.

 

En este sentido, la asociación demanda que las tasas cumplan con su objetivo prioritario, es decir, costear los gastos de un servicio y no como un impuesto más. Por ello, insiste en la proporcionalidad aplicada a tasas con cuatro tramos pero donde las rebajas aun mayores afecten a los menores consumos y, por contra, los grandes consumos se graben más.

 

Con ello se busca el objetivo de fomento del consumo responsable y, en consecuencia, de la mejora del Medio Ambiente. "La bonificación aprobada para grandes consumos del 40% es escandalosa porque beneficia a grandes consumidores y, según el propio criterio de Intervención, choca contra los principios de la Ley de Haciendas Locales", critica el colectivo vecinal.

 

Analizando las propuestas del gobierno municipal, han podido comprobar los costes que pagarán los vecinos, con muy ligeras bajadas en los cánones fijos entre 12 y 20 céntimos en abastecimiento y alcantarillado, elevando el coste por encima del precio del convenio con Valladolid a partir del segundo tramo de consumo.

 

PISCINA MUNICIPAL

 

Sobre la piscina municipal, aun valorando la introducción de los bonos por baños, la asociación sigue considerando muy elevado el precio público, teniendo en cuenta los precios públicos de las localidades vecinas, y aboga por rebajar el precio del abono de 43 a 37 euros. "Proponemos volver a los precios de 2014 previos a la brutal subida de entre el 9% y el 20% que se produjeron en al año 2015", añade.

 

Por otro lado, la actualización los valores catastrales de los inmuebles urbanos por aplicación de coeficientes va aproducir una bajada del valor catastral de los inmuebles de Laguna de Duero del 23,5%.

 

"Eso no supone igual rebaja del impuesto IBI, al contrario, este año ha supuesto una importante subida y el próximo una pequeña rebaja y en determinados casos ni eso", advierte la asociación, que por ello pide modificar el tipo impositivo en los próximos ejercicios para obtener valores impositivos similares al año 2010.

 

En cuanto al impuesto de vehículos, la asociación critica que aquellos con una cilindrada de 1900 cc y potencias de entre 60cv y 85 cv, como pequeñas furgonetas de taras de 400 kg e incluso vehículos de pequeño tamaño, considerados como utilitarios, pagan el mismo impuesto que berlinas medias e incluso de alta gama con potencias de 150 cv y 176 cv con acabados de lujo.

 

Por ello, demanda exenciones y bonificaciones que tienen que ver con la potencia real del motor y con el respeto al medio ambiente. "Entendemos que las bonificaciones fiscales deben hacerse con cierta medida y para favorecer la instalación o inicio de actividad en el municipio, siempre que no se favorezca la destrucción de empleo en otro municipio con la excusa de crearse en Laguna de Duero, algo que no queda bien claro en la modificación del IAE".

 

Sobre la tasa de expedición de documentos públicos, censura que la misma supone cobrar por simples fotocopias de expedientes públicos que no están visibles a través de la web municipal a precio de lujo que triplica el del mercado.

 

"No debe existir mayor problema para eximir de un pago de 30 euros anuales a las asociaciones vecinales interesadas, algo que sí es competencia municipal, en una tasa que recauda 5.859,90 euros, según la cuenta general de presupuesto 2015".