La Asociación Jóvenes por el Vino prepara su segundo aniversario con “sorpresas” y protagonismo para la música

La Cúpula del Milenio acogerá a unas mil personas este sábado en la gala organizada por la entidad, que contará con la participación de 62 bodegas de diferentes lugares de España.

Pablo Nieto y Manuel Cuadrado, fundadores de la Asociación, a la izquierda durante un viaje visitando Barolo y Piamonte en Italia. A la derecha, David Ayala y Gabriele Calvo, miembros de Jóvenes por el Vino

Valladolid reunirá este sábado a unas mil personas en la Cúpula del Milenio, epicentro de un gran encuentro organizado por la Asociación Jóvenes por el Vino, que celebra su segundo aniversario con una gala especial. Así, tras dos años de vida, la entidad prepara un evento con “sorpresas” y en el que la música tendrá mucho protagonismo.

 

Uno de los fundadores de la Asociación, Pablo Nieto, desengrana algunas de las partes de la gala de este sábado en esta entrevista a TRIBUNA.

 

PREGUNTA: ¿Cómo ha evolucionado la Asociación en estos dos años?

RESPUESTA: La evolución ha sido bastante grande, porque se ha pasado de tres socios, los fundadores, y ahora hay cerca de 800. El 90% es de Valladolid, que es donde organizamos el mayor número de actividades, pero también hay de la zona de Burgos, Toro, Madrid, El Bierzo, Valencia… Incluso, tenemos alguno residual de Sudámerica, Francia y Alemania.

 

P.: ¿Esperaba esta respuesta?

R.: La idea, en principio, era bastante buena y positiva para todas las partes; tocaba un nicho de mercado que no abarcaba un sector como el del vino. Sí creía que iba a funcionar, aunque no sé si tanto en cantidad, pero no sabía que fuera a llegar a la gente tan rápido. Para lo bueno y para lo malo es algo que hay que asumir.

 

P.: ¿Con qué momento se queda de todo este tiempo?

R.: Suena a tópico, pero con el camino, el intentar disfrutar y el conocer tantísimo. En estos años nos ha dado tiempo a probar muchísimo vino y a aprender un montón. Si tuviésemos que destacar algún momento… El primer aniversario en Tordesillas porque estuvimos bastantes. Tengo especial cariño a las primeras veces, como cuando fuimos a visitar Tinto Pesquera, que éramos un grupo de 20 y lo pasamos genial. Las del Castillo de Peñafiel también son destacables, pero cada una es diferente.

 

Habrá dos conciertos, un puesto de pizzas gratis y otro de tatuajes en vivo

 

P.: Lo de este sábado pinta muy bien y las entradas volaron. La gente cada vez les conoce más. ¿Cuánto le reconforta eso?

R.: Puede parecer muchísimo, pero tampoco es algo del otro mundo y no nos tenemos que flipar por ello. Al final, es una fiesta de vino, de disfrutar, de compartir… No se ha hecho nada. Cuando de verdad piense que sí será cuando en los bares el 95% de la gente pida un vino y deje de ser un 5%. Esto funcionará cuando la gente se interese, compre más vino y lo haga como algo habitual. Esto va poco a poco y es difícil, aunque obviamente resulta reconfortante porque juntas a mucha gente y cada vez la gente muestra más interés por el vino.

 

P.: ¿Qué puede adelantar de la gala?

R.: Será un espacio de música, de gastronomía y de compartir mucho y muy buen vino. Habrá dos conciertos, un puesto de pizzas gratis y otro de tatuajes en vivo, que tendrán un precio de 20 euros, aunque sortearemos 10. Cosas diferentes para atraer a más personas.

 

P.: ¿Cuántas bodegas participarán?

R.: 62. No solo serán de la provincia de Valladolid. Ribera del Duero es la que más aporta, con 20, seguida de Cigales y Rueda. También habrá Vino de la Tierra de Castilla y León, de Toro, Arlanza, Bierzo… Y de fuera de la región, como la DO Jerez, Ribeiro, Montilla-Moriles…

 

P.: La música siempre ha sido parte de sus eventos. ¿Qué protagonismo tendrá en este?

R.: Al igual que el vino, es la sal de la vida. A todo el mundo nos gusta, independientemente de un estilo u otro. Desde la asociación creemos que es algo muy importante porque da ambiente. Contaremos con un concierto acústico de Sharon Bates, banda vallisoletana que fue telonera de Franz Ferdinand en Fiestas y son socios; siempre nos gusta contar con lo más cercano. También habrá música para amenizar de la mano del DJ Víctor Álvarez y un concierto sorpresa que… No podemos desvelar (risas).

 

P.: ¿Qué mensaje envía a los jóvenes que todavía no les han descubierto?

R.: Nuestras puertas están abiertas. No obligamos a nadie a beber vino, pero les invitamos a que prueben cosas diferentes y se salgan del guion, como nos gusta hacer a nosotros. Todo el mundo es bienvenido y nadie es más que nadie, independientemente de cómo pienses, de tu orientación sexual, de cómo votes. El vino es ese nexo que puede hacer que acabes un evento con la mano en el hombro de otra persona con la que nunca habías hablado.