La Asociación de Vecinos de la Zona Sur de Valladolid pide soluciones para el "abandono" y "suciedad" del barrio

Una de las zonas del barrio, junto al colegio Francisco de Quevedo, con las zonas verdes abandonadas.

Aseguran que la situación se está convirtiendo en "insostenible", alertan del preocupante estado de diferentes puntos del barrio y advierten que está empezando a surgir el menudeo de droga. 

La Asociación de Vecinos Zona Sur Nuestra Señora del Rosario denuncia el estado de abandono que presentan diversas zonas del barrio y solicita al Ayuntamiento de Valladolid que aporte soluciones. En un comunicado enviado a este periódico, el presidente de dicha Asociación, Carlos Gutiérrez, enumera diferentes situaciones que están llevando la situación "a un terreno insostenible".

 

Entre sus demandas, la Asociación de la Zona Sur reclama la compra de "halcones para controlar la plaga infecciosa de las palomas torcazes, entre otras aves". Añade también la necesidad de una solución para el  "problema de cucarachas, ratas y limpieza" y se pregunta "¿dónde están las maquinas de agua y máquinas barredoras del Ayuntamiento para los barrios 4 de marzo y La Rubia?".

Estado que presenta uno de los bancos del 4 de Marzo.

 

El presidente, Carlos Gutiérrez, alude de nuevo "al problema de los alquileres de las 24 asociaciones vecinales" y se muestra principalmente preocupado por "el creciente menudeo de drogas en la Zona Sur" donde, asegura, "estamos asistiendo al aumento del tránsito de toxicómanos en las calles".

 

Por último, el representante vecinal de esta Asociación resalta el "abandono de los jardines de la calle Vives, en la primera  fase del 4 de marzo junto a colegio de educación pública Francisco de Quevedo, que se ha convertido en un foco de infección a 20 días del inicio del nuevo curso escolar ".

 

Carlos Gutiérrez se dirige directamente al alcalde de la ciudad, Óscar Puente, en su periodo vacacional, asegurando que "la solución está en sus manos. Muchos de los vecinos, obreros y parados de estos barrios, no podemos veranear, pero nos gustaría tener nuestro barrio limpio", concluye.