La Asociación de Autoescuelas de Valladolid reclama el cese de la huelga de examinadores de tráfico

La Asociación Profesional de Empresarios de Autoescuelas de Valladolid pide el fin de la huelga de los examinadores de tráfico.

 

En este sentido, señalan que las medidas tomadas en el último Consejo de Ministros van en la "dirección correcta", aunque no pueda darse, entienden, por resuelto el problema de la escasez de examinadores de Tráfico.

 

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), por boca de su presidente, José Miguel Báez, se felicitó por la convocatoria extraordinaria de la oferta de empleo público, pues va en la "buena dirección" y permitirá "ganar tiempo", ya que se hará con cargo a los presupuestos de este año. "Al final, las autoridades nos han hecho caso".

 

Sin embargo -matizó-, 70 nuevos examinadores no son como para justificar la euforia del director general de Tráfico, Gregorio Serrano. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, reconoció no hace mucho en sede parlamentaria que hacían falta como mínimo 176 nuevos examinadores, y con toda probabilidad se quedaba bastante corto. "Ahora el Gobierno anuncia 70, una cifra similar a la de los funcionarios que se jubilan este año", ha añadido.

 

Además, -continúa- el proceso de selección y formación se dilatará hasta "bien entrado 2018" y durante ese tiempo continuará el "goteo" de jubilaciones de examinadores. "Estamos hablando de lo comido por lo servido, por lo que este esfuerzo inicial no solucionará nada, si no continúa en años venideros. Mientras tanto, la gestión del servicio de exámenes de la DGT debe optimizar los escasos recursos actuales (horas extraordinarias, examinadores itinerantes, entre otras)", ha puntualizado.

 

Según Báez, la convocatoria de la promoción interna para los examinadores del subgrupo C2 "satisface" una parte de las demandas de los examinadores y debería bastar para que se desconvocase la huelga.

 

Los paros de los funcionarios están causando un "perjuicio enorme" a los ciudadanos y a las autoescuelas. El servicio, mantiene, ya era "muy deficiente" en bastantes jefaturas y la huelga lo ha extendido a toda España. "Que nadie se llame a engaño: estábamos, estamos y estaremos en contra de la huelga", puntualiza.

 

"Nos preocupa y mucho el conflicto actual, pero también el día después, pues se está formando un tapón colosal de aspirantes a conductores pendientes de examinarse. Disolverlo llevará meses", concluye el comunicado.