La Asociación AVATDAH pide “visibilidad” en el día internacional del Trastorno y Déficit de Atención

Lectura del manifiesto con motivo del "Día Internacional del Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)". DAVID LOZANO

El 6,6% de los niños de Castilla y León sufre este trastorno y es necesario que los profesores estén concienciados para conseguir una educación equitativa para todos.

El Ayuntamiento de Valladolid celebra este viernes el Día Internacional del TDAH o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. El concejal de Juventud y Participación ciudadana, Alberto Bustos, ha sido el encargado de dirigir la lectura del manifiesto del TDAH, junto a la Asociación AVATDAH de Valladolid, dirigida por José Luis Vaquero, que lucha por ayudar a las familias afectadas por el trastorno.

 

“Queremos que Valladolid sea la ciudad de todos y que todos podamos aportar, sumar y ser protagonistas”, ha declarado Bustos al inicio de la sesión. La Asociación AVATDAH ayuda a familias que no cuentan con suficientes recursos desde hace 16 años. “No se pueden imaginar la de familias que se presentan en la asociación pidiendo ayuda, diciendo que no pueden más”, afirma Vaquero ya que algunas de estas familias llegan a “situaciones límites”. De esta forma, la Asociación pretende “sensibilizar” a las instituciones para poder otorgar una mejor ayuda a los afectados por el TDAH y “ayudar a dar visibilidad y mejorar el día a día y la calidad de vida de miles de familias”.

 

En la Comunidad de Castilla y León, un 6,6% de los niños tiene TDAH. “En una clase de 25 alumnos, suele haber uno o dos niños con este trastorno”, dice José Luis Vaquero que, como director de la asociación, quiere que se preste “la atención necesaria”. La asociación pretende mentalizar a los profesores para que “entiendan el problema y ayuden a los niños” y así conseguir la misma educación para todos los alumnos.

 

Víctor Redondo es un joven que pertenece a la Asociación AVATDAH y pide su reconocimiento y la creación de “un posicionamiento real y visible en las instituciones”. El TDAH no es una cosa de niños, los adultos siguen sin “encajar” y es por ello por lo que piden una continuación del tratamiento más allá de la infancia.

 

En el manifiesto se pide reconocimiento ya que no se les permite encajar por:

 

"Falta de profesionales públicos con conocimiento y conciencia sobre el TDAH. NECESITAMOS, formación para los profesionales públicos.

 

Falta de reconocimiento de nuestra Sanidad, de la persistencia y cronicidad del TDAH que continúa en la edad adulta.

 

Una limitación en el acceso a la financiación pública de alguno de los medicamentos indicados en las guías de la práctica clínica del trastorno reconocidas a nivel internacional.

 

Una limitación en el acceso a puestos de trabajo a pesar de que las diferencias cerebrales propias del trastorno traen consigo fortalezas y habilidades únicas que pueden ser de gran beneficio en el lugar de trabajo si se las reconoce y utiliza, como se recoge en el manifiesto de este año de ADHD EUROPE."

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: