Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

La artesanía inunda el paseo central del Campo Grande en la 39ª edición de la Feria de Cerámica

Este año, 77 de los puestos de la feria pertenecen a distintos puntos de la provincia, y 6 son de Portugal.

El Paseo Central del Campo Grande reúne un año más la Feria de Cerámica y Alfarería de Valladolid. La 39ª edición de esta feria de barro se ha inaugurado el 6 de septiembre, y durará hasta el día 10 de este mes. Cada año son más los artesanos que se unen a esta feria, este año suman 77 de distintos puntos de la península y seis de Portugal.

 

La Asociación de Ceramistas Vallisoletanos (A.CE.VA.) ha sido la encargada, un año más, de la organización de esta Feria, la cual está patrocinada además por el Ayuntamiento de Valladolid y cuenta con la colaboración de la Diputación Provincial. El puesto de Trobajo del Camino, León, llamado Cerámica Montiel, ha vuelto a participar en la Feria de la Cerámica de Valladolid, ya que, según ha contado su responsable “hace mucho años que empezamos con la feria, solo que hubo un tipo que decidimos dejarlo, quizá porque teníamos más trabajo en el taller, pero ahora lo quisimos volver a retomar”. La artesana ha expresado sus buenas vibraciones ante esta edición de la feria, “se ve muchísima gente, estamos encantados de estar aquí”.

 

Los vallisoletanos y los turistas que en estos días invaden la ciudad gracias al periodo de Fiestas de la Virgen de San Lorenzo, podrán acercarse a los distintos puestos que componen esta peculiar feria de barro, en la cual, la diversidad cultural de las casetas pueden observarse en los productos que ofrecen.

 

La Feria de Cerámica se convierte en una magnífica ocasión para disfrutar más de cerca del gran trabajo que los alfareros exponen. “Me encanta venir cada año, los artesanos traen cosas nuevas y siempre acaba llevándome algo para casa”, comenta una de las señoras que estaba paseando por los puestos. Además, son muchos los que se acercan sorprendidos por la labor de este trabajo tan antiguo, “ojalá que nunca se pierdan estas cosas, da gusto ver que cada año son más los que participan y llenan de color y arte nuestra ciudad”, añade un vallisoletano muy orgulloso de que se siga llevando a cabo esta ya tradicional feria dentro del programa de fiestas de San Lorenzo.

 

La Feria de Cerámica y Alfarería de Valladolid se ha constituido como una de las ferias de mayor envergadura a nivel nacional. La calidad y la innovación en las piezas que los artesanos enseñan al público es el resultado del esfuerzo por mantener viva esta tradición.