La apertura simbólica del Duque de Lerma en Valladolid, un éxito rotundo

Los vallisoletanos disfrutan de las vistas

Un total de 200 personas disfrutaron de una experiencia inolvidable desde el edificio más alto de la ciudad, donde Civitatis prevé desarrollar un proyecto turístico.

Un total de 2 minutos y 23 segundos fue el tiempo que permaneció abierta la inscripción, el pasado 26 de diciembre y a través de la web de Civitatis.com, para conocer la planta 23 del edificio Duque de Lerma, en Valladolid. Menos de tres minutos que bastaron para completar el aforo, de 200 personas, que el 31 de diciembre y con motivo de las fiestas navideñas, visitaron de forma simbólica -y totalmente gratuita- este espacio.

 

Se trata de una iniciativa de su actual propietario, el emprendedor Alberto Gutiérrez, creador de la compañía Civitatis, y responde a su interés en invertir en un proyecto turístico emblemático que impulse el turismo en la ciudad. “Con esta apertura simbólica pretendíamos mostrar el potencial de esta ubicación para el desarrollo de un gran proyecto turístico, ha señalado Gutiérrez, quien ha añadido que “la acción ha resultado un éxito rotundo”.

 

El interés por parte de los vecinos de Valladolid en este singular espacio se ha hecho patente, no sólo en la reserva de las plazas, sino en la propia visita. En palabras de Alberto Gutiérrez, “sabíamos de la curiosidad que suscita este edificio, pero la respuesta ha desbordado nuestras expectativas y muchos vallisoletanos tendrán que esperar para conocer las posibilidades que ofrece el lugar”.

 

Un equipo integrado por ocho personas y apoyado por la Policía Local de Valladolid aseguraron el correcto desarrollo de la visita, que transcurrió con total normalidad. Por su parte, los vallisoletanos mostraron su satisfacción al conocer este singular espacio, respaldaron el proyecto y desearon la resolución de su situación legal en el menor plazo posible. De hecho, afirma su actual propietario, “todos los visitantes manifestaban su deseo de volver lo antes posible y que creen que el restaurante será un éxito, así como una atracción turística y un valor añadido para Valladolid”.

 

El Duque de Lerma es el edificio más alto de Valladolid y el segundo de Castilla y León. Tiene 23 plantas y una altura de 87 metros, superando en casi 20 metros a la torre de la Catedral, el segundo edificio más alto de la ciudad. Su construcción comenzó en 1970, proyectado como una de las tres torres que compondrían el proyecto ‘Los Vigías de Castilla’. Tras infinidad de parones en las obras, en los años 90 una inmobiliaria comenzó su rehabilitación para construir 120 viviendas y una última planta, acristalada e ideada para albergar un restaurante mirador que, hasta ahora, nunca ha sido abierto al público.

 

Civitatis.com, la compañía de este joven emprendedor, es la empresa propietaria del espacio desde 2015, que proyecta su remodelación total y su adecuación para recibir visitantes en un restaurante gastronómico, en el que las espectaculares vistas de 360º sobre la ciudad se erigen como uno de sus grandes atractivos.

 

Especializados en idioma castellano, Civitatis.com propone una cuidada y contrastada selección de 800 actividades en los 70 principales destinos turísticos del mundo con una magnífica relación calidad-precio, que garantiza una oferta competitiva y conduce a la máxima satisfacción para sus miles de usuarios. Civitatis es, además, promotor del empleo juvenil de calidad, y cuenta ya con una plantilla de 25 personas de siete nacionalidades y 32 años de media.

 

LARGAS COLAS PARA SUBIR A LA ÚLTIMA PLANTA