La alcaldesa de Zaratán pide la dimisión del concejal de IU al considerar que ha pasado "el límite"

Susana Suárez, en el despacho del Ayuntamiento de Zaratán.

Susana Suárez explicó cómo se produjo la tensa situación en la que llegó a llamar "maltratador" a Miguel Torres.

La alcaldesa de Zaratán (Valladolid), la 'popular' Susana Suárez, ha pedido al concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Miguel Torres Escapa, que dimita porque considera que ha pasado "el límite"  después de que la agarrara del brazo y la persiguiera e increpara tras un pleno municipal que subió de tono.

 

Suárez tuvo que acudir al centro de salud de la localidad, donde se la diagnosticó un cuadro de ansiedad y presentaba el brazo colorado después de que, según ha explicado, el concejal de IU la agarrara del brazo y la increpara. De hecho, según la alcaldesa, el médico del centro de salud la comunicó que enviaría el parte médico al juzgado al considerar que ha podido haber una agresión.

 

Todo ello ocurrió después de un pleno que se desarrolló entre las 18:00 y las 20:00 horas y en el que ha explicado que el ambiente se "caldeó", sobre todo después de que la moción de censura presentada contra ella no saliera adelante, algo que cree que ha podido hacer que Torres estuviera más "irritado".

 

La alcaldesa, en declaraciones a Europa Press, ha asegurado que Torres "ya pasó el límite de tocar un pelo a nadie" y considera que "en estas circunstancias" lo que debería hacer es dimitir porque "una persona así no puede estar en un Ayuntamiento".

 

PLENO "TENSO"

 

Suárez ha relatado que hubo momentos "tensos" en el pleno y después el concejal de Izquierda Unida, cuando se disponía a ir a su despacho, se dirigió a ella "alterado y furioso" y la increpó. "Yo nunca le había visto así", ha afirmado, tras lo que ha añadido que es una persona que siempre en los plenos ha sido "bastante ofensiva" e incluso desde el punto de vista "personal".

 

El concejal presuntamente agarró con su brazo derecho el izquierdo de la alcaldesa y "apretó fuerte", por lo que ésta pidió que la soltara porque le hacía daño, tras lo que el concejal continuó increpando y Suárez subió hacia su despacho, seguida de Torres, durante unos minutos en los que cruzaron diversos reproches y en los que ya la alcaldesa le llamó "maltratador" y le advirtió de una posible denuncia.

 

Finalmente, Susana Suárez decidió ir a su casa, situada frente al Ayuntamiento, mientras el concejal se fue para otro lado, pero sintió dolor de cabeza, un sarpullido en el brazo, en el que ha asegurado que el concejal le hizo daño y por eso decidió ir al centro de salud.

 

Suárez ha explicado que por el momento no ha iniciado acciones de ningún tipo, aunque ha contactado con su abogado y seguirá sus indicaciones si se iniciara algún trámite judicial tras la comunicación por parte del centro de salud del parte médico.

 

La alcaldesa ha explicado que ha estado todo el día recibiendo mensajes de apoyo, tanto de alcaldes de diversas localidades, incluso de otras provincias, como de cargos orgánicos del PP como el secretario general de los 'populares' de Castilla y León y alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, o el presidente del PP de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano, y el secretario general y presidente de la Diputación vallisoletana, Jesús Julio Carnero.

Noticias relacionadas