La AECC estrena un nuevo espacio en el Clínico de Valladolid para atender a enfermos y familiares

Anatomía Patológica ha realizado más de 13.000 estudios biópsicos hasta septiembre, de los que 4.000 tienen diagnóstico de cáncer

La Asociación Española Contra el Cáncer ha inaugurado este miércoles un nuevo espacio de trabajo en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid para mejorar la orientación sanitaria y la atención psicológica y social prestada desde hace años a pacientes y familiares.

 

Este nuevo espacio, cuyo servicio se ofrecía en el Edificio Rondilla, se ubica junto al vestíbulo principal y se enmarca dentro del convenio del Programa 'Primer Impacto' firmado entre la Gerencia Regional de Salud y la AECC en 2012.

 

En concreto, con el objetivo de promover la calidad de vida de los pacientes hospitalizados que lo requieran, así como el apoyo a sus familiares, la AECC prestará un servicio gratuito de asesoramiento y de atención psicológica por parte de profesionales de la Asociación.

 

El horario será de lunes a viernes de 10.00 a 14.00 horas y fuera de ese marco temporal se podrá llamar al teléfono 983 351429, han informado a Europa Press fuentes del Hospital Clínico y de la propia Asociación.

 

La AECC atendió en su Servicio de Atención Psicológica del Clínico a lo largo de 2016 a 194 personas, mientras que hasta octubre de 2017 ya son 235 personas las atendidas.

 

No obstante, también se dará información y orientación sobre cáncer, alimentación, consejos prácticos, entre otros, además de toda la cartera de servicios para cubrir aquellas necesidades de pacientes y familiares.

 

Este nuevo espacio permite a la AECC estar junto a la persona enferma y su familia desde el primer momento del diagnóstico y durante todo el proceso de la enfermedad, uno de los pilares de la asociación.

 

Además, será un punto de encuentro del voluntariado de AECC en el Clínico, cuyas principales funciones a desarrollar son el acompañamiento al enfermo oncológico y su familia, la suplencia del cuidador primario, el apoyo emocional al enfermo y su familia, actividades de animación y entretenimiento y el apoyo al personal sanitario mediante tareas complementarias a las de los profesionales, no interfiriendo en éstas últimas ni realizando tareas correspondientes a los profesionales.

 

INCIDENCIA DEL CÁNCER

 

Durante la presentación se han dado a conocer algunos datos de la incidencia del cáncer en el Área Este de Valladolid, de la que es referencia el Hospital Clínico.

 

Así, en el aspecto diagnóstico, hasta septiembre de este año se han realizado en el Servicio de Anatomía Patológica más de 13.000 estudios biópsicos, de los cuales 4.000 tienen el diagnóstico de cáncer o, si hablamos de radiología, 4.700 mamografías diagnósticas (no de screening). En este campo del diagnóstico, la última incorporación del hospital ha sido un mamógrafo de última generación (con tomosíntesis incorporada.

 

De todos los cánceres diagnosticados en la Comunidad, unos 52 cada año corresponden a niños, que son tratados entre en Hospital de Salamanca y el Clínico de Valladolid.

 

En el segundo aspecto, el del tratamiento, se han producido grandes avances en la terapéutica farmacológica y en todos los tipos de tumores. Cada día dos o tres pacientes nuevos inician cada día un tratamiento con quimioterapia en el Clínico.

 

Solo en el servicio de oncología, en 2016 se vieron en consulta externa 2.787 pacientes nuevos, y este año superarán esa cifra en más de un 17 por ciento.

 

Cada año, unos 1.500 pacientes nuevos reciben tratamiento radioterápico y 200 tratamiento de braquiterapia en este centro hospitalario, en el que cada día 150 pacientes son tratados en el área de radioterapia braquiterapia del centro (ginecológica, prostática -somos referencia regional- y oftalmológica -somos referencia para España y Portugal-).

 

Durante este año el centro hospitalario se centra en ser autosuficiente en el tratamiento radioterápico a niños, que tradicionalmente se enviaban a Madrid y también potencia otras áreas del tratamiento oncológico infantil, sobre todo en la neurocirugía.