La actual carpa del Mercado del Val será un vivero de empresas tecnológicas en Barrio España

El acuerdo entre el Ayuntamiento de Valladolid y CEARCAL contempla ubicar la nave en una superficie de 2.000 metros cuadrados, con un presupuesto de 100.000 euros.


 

El Ayuntamiento de Valladolid instalará el contenedor del provisional Mercado del Val, actualmente en el Parque de Poniente, en una parcela de Valle de Arán, en el Barrio España, para ser utilizado como Fab-Lab, Vivero de Empresas.

 

El mercado provisional del Val debe haberse levantado antes del 10 de diciembre del presente año, puesto que la autorización de ocupación del parque se hizo con carácter temporal.

 

Si bien se ha estudiado la posibilidad de mantenerlo en su actual emplazamiento y destinarlo a otros usos, de la lectura de la Sentencia nº 904, de 14 de mayo de 2015, el Ayuntamiento ha concluido que debe rechazarse esa pretensión. Asimismo, la licencia de obras concedida también establecía actuaciones que se llevarían a cabo una vez finalizada la ocupación temporal.

 

De este modo, el Ayuntamiento considera conveniente aprovechar la instalación para la creación de un nuevo espacio con un nuevo uso. Por razones operativas y económicas, debería desmontarse el edificio y montarse inmediatamente después, realizando ambos trabajos de forma simultánea o con una sucesión inmediata, para evitar gastos y por funcionalidad, ocupando algún suelo municipal.

 

Una propuesta de Cearcal (Centro Regional de Artesanía de Castilla y León) para la creación de un “espacio compartido para la instalación de un FabLab en Valladolid junto a un vivero para empresas artesanas vinculadas al diseño y la creación con una importante base tecnológica” supone, en opinión del equipo de Gobierno, una oportunidad que permite aprovechar "muy bien" el edificio del mercado provisional. La estimación indica que se podrían albergar unas quince empresas.

 

La ubicación se ha decidido en una parcela de 2.000 m2, propiedad del Ayuntamiento, situada en Valle de Arán, junto a los huertos y el edificio de la Cámara de Contratistas, muy cerca también de las instalaciones de Cearcal en esa misma calle. El presupuesto de la instalación se estima en unos 90 ó 100.000 euros.

 

Así, pues, el equipo de Gobierno ha decidido la puesta en marcha de esta idea, a cargo de cuyo montaje estará el área de Urbanismo, mientras que el Área de Cultura se encargará de afrontar los gastos del equipamiento básico.

 

Si bien, entiende el equipo de Gobierno, se trata de un proyecto vinculado también a la creación de empleo, de manera que compromete a cuatro áreas municipales: Medio Ambiente, Urbanismo, Cultura y Empleo.

 

Las condiciones de gestión y los costes, que se recogerán en los presupuestos para 2017, se detallarán mediante convenio con CEARCAL, o bien ampliación del existente en la actualidad.