Konecta da vacaciones de tres días a 150 trabajadores de Valladolid con un aviso por SMS

Konecta Valladolid. TRIBUNA

Algunos de ellos han acudido a trabajar ante las dudas por la forma de comunicarlo, lo que ha provocado que acudiera la Policía. Los empleados han protestado por la falta de medidas de seguridad frente al coronavirus.

La empresa de telemarketing Konecta BPO ha dado vacaciones a 150 trabajadores para los próximos tres días, algo que ha comunicado a lo largo de la noche por SMS y que ha provocado que muchos empleados dudaran y acudieran a su puesto, por lo que hasta el lugar ha tenido que acudir la policía, según ha relatado el presidente del Comité de Empresa, Ulises Pérez.

 

Esta situación se produce después de las protestas de trabajadores y sindicatos para que la empresa, que cuenta con 1.800 trabajadores en Valladolid, pusiera en marcha medidas de seguridad frente al coronavirus.

 

Con el fin de tratar de poner en marcha un sistema de teletrabajo, la empresa comunicó este martes al Comité de Empresa que barajaba la posibilidad de dar vacaciones a los trabajadores de forma unilateral, algo que Pérez considera que el Comité no puede respaldar, y la posibilidad de presentar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

 

Sin embargo, sin que el Comité se hubiera reunido ni tomado decisión alguna, según Pérez, a lo largo de la noche y la madrugada se ha enviado mensajes de texto a 150 trabajadores para comunicarles que tienen vacaciones este miércoles, jueves y viernes.

 

El presidente del Comité, que pertenece a CGT y que es el sindicato que más delegados tiene (diez), ha apuntado que la medida se ha respaldado por CSIF, CCOO y UGT (que suman 13 delegados), pero sin que se hayan seguido los procedimientos de decisión del Comité.

 

Además, considera que las vacaciones son un derecho indisponible de los trabajadores por parte de la empresa, pero además llevan establecidas desde octubre, y considera además irregular la forma de comunicar esta cuestión a los trabajadores, que necesitan una acreditación de que no tienen que acudir a su puesto y un SMS "no es muy fiable".

 

CONCENTRACIÓN DE EMPLEADOS

 

Por ello, según el relato de Pérez, decenas de trabajadores han acudido a las instalaciones de la empreas en el Polígono de San Cristóbal para incorporarse a su puesto o exigir que la empresa se lo comunicara por escrito, pero se les ha negado la entrada a las oficinas, por lo que se ha avisado a la Policía Nacional, que ha señalado que no podían estar en la vía pública.

 

Finalmente, la empresa ha entregado justificantes comunicando las vacaciones "obligatorias" de estos empleados, que han entrado uno a uno y haciendo fila a las oficinas.

 

Ulises Pérez ha asegurado que denunciarán esta situación a la Inspección de Trabajo, dada la forma de proceder de la empresa y también acudirán a los tribunales para reclamar estos días.

 

El presidente del Comité ha aclarado que esta decisión no descarta la presentación de un ERTE y se mantiene expectante ante lo que pueda ocurrir, si el envío a casa de estos trabajadores permite o no garantizar la distancia de seguridad entre trabajadores y de aquí al lunes se consigue poner en marcha el teletrabajo.

 

Por otro lado, ha expresado su preocupación por las salas de descanso, único sitio donde pueden parar los trabajadores, y aunque se ha limitado el aforo, ha expresado sus dudas sobre las garantías para mantener las medidas de seguridad frente al coronavirus.

Noticias relacionadas