Cyl dots mini

Kingfisher dice ahora que su salida no implica cierre de tiendas ni despidos de trabajadores en Brico Depot

Brico Depot de Laguna de Duero.

La multinacional británica, propietaria hasta ahora del gran almacén de bricolate, matiza las palabras de su CEO Veronique Laury y afirma que su salida del accionariado no llevará al cierre.

Las palabras de Veronique Laury en la mañana de este miércoles 21 de noviembre abrían un terremoto que, horas más tardes, se ha matizado desde el departamento de comunicación de Kingfisher en España.

 

La francesa es CEO de la multinacional británica, propietaria de la marca Brico Depôt, gran almacén de bricolaje que cuenta con 27 tiendas abiertas en España, una de ellas en Laguna de Duero (Valladolid), y cerca de 1.700 trabajadores. "La decisión de salir de Rusia, España y Portugal forma parte de este compromiso" indicaba la directiva en el anuncio del abandono de Kingfisher de la Península Ibérica. El conglomerado, cuya sede central está en Londres, cuenta con más de 1.100 tiendas en once países en Europa y Asia. 

 

Sin embargo horas más tarde, ante el revuelo causado por la información, desde el equipo de comunicación de Kingfisher en España han matizado que la multinacional sale del accionariado de Brico Depôt pero ello "no implica el cierre ni despidos de trabajadores". "El plazo de salida aún no se sabe" han concretado.

 

Por parte de los trabajadores de la tienda de Laguna no ha habido reacciones en el día de hoy, remitiéndose al departamento de comunicación de las oficinas centrales de Brico Depôt, en Barcelona. No obstante sí han aclarado que la nave en Laguna no cerrará.

Noticias relacionadas