Junta y Ecovidrio sacan su lado más solidario para colaborar en una sala de cine infantil en el Clínico de Valladolid
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Junta y Ecovidrio sacan su lado más solidario para colaborar en una sala de cine infantil en el Clínico de Valladolid

Entrega del cheque a Fundación Juegaterapia por parte de la Junta y Ecovidrio para construir una sala de cine en el Hospital Clínico de Valladolid. E.P.

Los fondos contribuyen a los 55.000 euros que costará la sala, que se pretende instalar en los próximos meses.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente y Ecovidrio han hecho efectiva una donación de 18.000 euros a la Fundación Juegaterapia para la construcción de una sala de cine infantil en la unidad oncológica pediátrica del Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el gerente de zona de Ecovidrio, José Carlos Agustina, ha entregado el talón por este importe, logrado a través de la campaña 'Reciclando sonrisas ¿Nos ayudas?', a la directora de Eventos y Proyectos de la Fundación Juegaterapia, María José Jara.

 

En concreto, el dinero se ha recaudado en una campaña que se desarrolló entre los meses de abril y octubre de 2019 mediante la cual Ecovidrio ha transformado las 27.396 toneladas de envases de vidrio depositados en los más de 17.200 contenedores verdes de toda Castilla y León, lo que supone un 4,8 por ciento más a lo largo de este periodo que en el mismo del año anterior.

 

El responsable de Ecovidrio ha recordado que han llevado a cabo 32 acciones en la calle con puntos informativos en los que se ha explicado que todas los frascos y envases de vidrio que se recogieran iban destinados a este fin. Además, ha aprovechado para hacer hincapié en que con una botella de vidrio depositada se puede hacer otra "cien por cien reciclable" y ha asegurado que ya preparan otras campañas para este año.

 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha incidido en la labor de la Fundación Juegaterapia, que inició su andadura con la instalación de consolas de videojuegos en las zonas de oncología infantil de los hospitales, a lo que ahora se suman este tipo de acciones que, según ha recordado María José Jara, se basan en el lema 'La quimio jugando se pasa volando'.

 

Jara ha señalado que la iniciativa es "bonita" pero también "buena" para el medio ambiente y Jugaterapia, que trabaja con los niños con cáncer y que en esta ocasión pretende construir una sala de cine donde todos los pequeños hospitalizados traspasen las paredes del hospital y tengan la sensación de encontrarse en un cine de Valladolid.

 

PROYECTO PREPARADO

 

La responsable de Jugaterapia ha explicado que el coste total de la inversión serán unos 55.000 euros que ya se han alcanzado con esta iniciativa y otros apoyos de empresas, de manera que tienen la constructora, el diseño y todo lo necesario a falta sólo de que el centro hospitalario de "el visto bueno", de forma que les gustaría que en tres o cuatro meses pudiera estar lista, aunque dependerá del Hospital.

 

Esta es la primera actuación en el Clínico de Valladolid dentro de las diversas iniciativas que llevan para humanizar las zonas de oncología en los hospitales y, por ejemplo, ya hay sala de cine en el Hospital de Burgos, un aula en León, otra en Madrid o Córdoba y se trabaja en otras, por ejemplo, en Valencia.

 

En el marco de este acto, el consejero ha reconocido el trabajo que llevan a cabo Junta y Ecovidrio en programas de educación ambiental y en el impulso del reciclado de vidrio como un "grano de arena" para el fomento de la economía circular, evitar el gasto de energía innecesaria y luchar contra el cambio climático.

 

A este respecto, Suárez-Quiñones ha asegurado que Castilla y León es referente en esta materia, ya que en 2018 -últimos datos consolidados- se recogieron casi 50.000 toneladas (49.557.345) de vidrio a través de los 17.217 contenedores distribuidos en todos los municipios de la Comunidad, lo que supone casi 20,6 kilogramos por habitante y año, superior a la media nacional, que es de 18.

 

Asimismo, la dotación de contenedores en Castilla y León es superior a la media nacional, como corresponde a la dispersión de población de la Comunidad. En concreto, la mejor dotación de contenedores corresponde a la provincia de Segovia con 117 habitantes por cada contenedor, seguida de León, Soria, Burgos y Zamora, que cuentan con una tasa de 121 a 130 habitantes por cada contenedor.

 

Según los datos con los que se cuentan, el incremento anual que se produjo a nivel nacional del 9 por ciento, el mayor de la década, se produjo en Castilla y León con un año de antelación, en el paso de 2016 a 2017. En la cantidad de vidrio recogido de manera selectiva por persona destacan las provincias de Burgos, Segovia y Palencia, que cuentan con unas tasas de recogida de 25,9, 23,5 y 21,6 kilos por habitante, respectivamente.