Julia González: "A las 22:00 hay que estar en casa, no saliendo de los bares"
Cyl dots mini

Julia González: "A las 22:00 hay que estar en casa, no saliendo de los bares"

La intendente jefa de la Policía Municipal de Valladolid destaca el comportamiento de los vallisoletanos y manda un mensajes a los que se quieren pasar de listos.

La intendente jefa de la Policía Municipal de Valladolid, Julia González Calleja, ha destacado este lunes que "en general" se ha respetado la norma de la restricción a la movilidad nocturna que entró en vigor en Castilla y León el pasado sábado y ha querido subrayar que "hay gente que ha entendido que a las 22.00 horas puede estar saliendo de los bares pero no, a las 22.00 tienen que estar en casa".

 

Tanto la responsable de la policía vallisoletana como el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez Villazán, han destacado el respeto de las normas de restricción a la movilidad nocturna, salvo excepciones que motivaron 66 denuncias en la provincia.

 

"En general, la gente ha respetado y respeta la norma, quien no lo hace son excepciones", ha apuntado González Calleja, que ha destacado que desde el sábado y sobre todo este domingo se ha visto que a las 22.00 horas las calles "empiezan a quedarse vacías".

 

Pero también ha querido matizar que "hay gente que ha entendido que puede estar en los bares hasta las 22.00 horas y a partir de ahí irse a casa". Pero ha recalcado que no es así, sino que a las 22.00 horas "todos" los ciudadanos tienen que estar en sus domicilios, salvo las excepciones de servicios esenciales o justificaciones.

 

Por ello ha pedido a los responsables de los establecimientos que cierren a las 22.00 y que los clientes salgan del local con el tiempo suficiente para estar en casa a la hora de inicio de la restricción.

 

Asimismo, la intendente jefa ha reprochado que "parece que los que están a las 22.00 en la calle o hacen fiestas son más listos que los que se quedan y es al revés", pues ha reflexionado que el que cumple la norma "está garantizando poder erradicar la pandemia y no contagiar" mientras que el que no lo hace "puede fomentar lo contrario".

 

Así, ha recordado que en muchos casos son los propios ciudadanos los que llaman a la Policía para avisar "sobre todo en el caso de fiestas", cuando hay ruido y hay movimiento. "Cuando uno respeta la normativa lo que quiere es que los demás lo respeten", ha recalcado.

 

Por su parte, Álvarez Villazán ha destacado la respuesta de la ciudadanía a esta situación "tan complicada", con medidas "duras" que hacen en su opinión comprensible el "malestar en todos los sectores" por el trastorno y el perjuicio que pueden causar.

 

Pero ha enfatizado que no se habla de decidir "una cosa u otra", sino de proteger la salud "de todos los ciudadanos" y los datos "son lo suficientemente graves para tenerlos en cuenta".

 

"Hay una minoría para la que parece que no son suficientes las pruebas que tienen, que han incumplido las normas, en estos casos, y por ello las policías y Guardia Civil han actuado y seguirán actuando para evitar que estos pequeños grupos pongan en riesgo la salud de los demás", ha incidido Álvarez Villazán.