Juana Ribón, de 79 años, primera persona vacunada contra el Covid en Valladolid
Cyl dots mini

Juana Ribón, de 79 años, primera persona vacunada contra el Covid en Valladolid

Juana Ribón, primera vacuna contra el Covid en Valladolid. JCYL

La vacunación masiva arranca en la provincia con la administración de la dosis de Pfizer a 634 personas, 284 mayores y 250 trabajadores. Juana Ribón ha recibido la vacuna en la residencia de Nava del Rey.

Juana Ribón, de 79 años, residente del centro de mayores El Fontán en Nava del Rey fue la primera persona en recibir este miércoles la vacuna contra el Covid-19 en la provincia de Valladolid, quien recibió el pinchazo del personal de Enfermería desplazado hasta la residencia sobre las 10 de la mañana.

 

Todo estaba listo y organizado para que tuviera lugar un "día histórico" y el "primer día del fin", tal y como aseguró la directora del centro, Begoña Rodríguez, quien fue la segunda persona a quien se administró la dosis. El Fontán, sin casos positivos de coronavirus durante la pandemia, fue el lugar elegido por la Consejería de Sanidad para iniciar la vacunación masiva en 127 personas, de las que 87 eran residentes del centro y 40 trabajadores.  

 

Además, el primer ciclo de la estrategia de vacunación frente al Covid-19 en la provincia de Valladolid llegó este miércoles a otras siete residencias, de la que se van a  beneficiar 634 personas, entre los 384 residentes y los 250 trabajadores.

 

En concreto, se trata de los centros Ballesol, Obregón, Esperanza, La Arbolada, Los Ángeles y La Merced, en Valladolid capital, y El Villar, en Laguna de Duero. De esta manera, fueron los 'afortunados' de una de las 3.900 dosis que en han llegado a la provinvia vallisoletana en la primera remesa. Además, hasta el próximo 15 de marzo están previsto que lleguen con una periodicidad semanal nuevas partidas para completar los dos primeros de los tres ciclos contemplados en esta fase de la estrategia de vacunación.  

 

A las 9,15 horas llegaban los taxis a la residencia mixta El Fontán en Nava del Rey con el equipo de Enfermería, compuesto de cinco profesionales del área Este de Valladolid, y los recipientes con las vacunas de Pfizer. Unos minutos después, los profesionales sanitarios y las primeras dosis se introdujeron en el centro, ante la atenta mirada de algunos periodistas y cámaras.

 

Uno de esos profesionales era el responsbable del área de Enfermería de Equipos de la Gerencia de Atención Primaria Valladolid Este, Ramón Arranz, quien reconoció "mucho nerviosismo" desde ayer y "mucha responsabilidad" al ser un momento "muy importante" para Castilla y León y la provincia. "Deseamos que salga todo bien y que no haya ningún problema para que todos nuestros ancianos estén correctamente atendidos", precisó.

 

También fue un día de emociones y nerviosismo para los residentes del Fontán, en especial para Juana Ribón, natural de Medina del Campo, quien fue seleccionada por la Dirección del centro para ser la primera en recibir el pinchazo. Ayer, acudió a la peluquera que se desplaza al centro por que quería salir guapa en las imágenes de los medios de comunicación para que la viera su familia. La directora de la residencia afirmó que fue la elegida por que siempre había mostrado mucho interés y se mostraba muy ilusionada con la vacuna.  

 

Juana es una de las residentes más jóvenes del Fontán, ya que cuenta con 78 años y se encuentra muy bien de salud mientras que la edad media del centro es 87 años, con algunos centenarios. Los 87 residentes, la totalidad de la residencia, se vacunó hoy así como 40 trabajadores, por lo que solo dos profesionales no han recibido el pinchazo. Una es una mujer embarazada y la otra está de vacaciones en un viaje. Los vacunados recibirán la segunda dosis pasados 21 días y luego deberán esperar entre siete y diez días para la inmunización máxima.

 

Begoña Rodríguez apuntó, según recogió la Agencia Ical, que las familias fueron las encargadas de dar el consentimiento para que se vacunaran, de forma voluntaria, las personas mayores. Precisó que solo una residente tuvo dudas, ya que jamás se había vacunado, ni siquiera contra la gripe, pero finalmente se la convenció.  "Todos esperábamos con mucha ilusión la vacuna, por lo que agradezco a la Gerencia regional de Servicios Sociales por haber elegido su centro como el primero de la provincia para iniciar la vacunación masiva", añadió. En su caso, precisó que apenas había notado el pinchazo de la dosis, incluso menos que el de la gripe que fue en septiembre.  

 

Arranz recordó que un total de nueve equipos de Enfermería trabaja en toda la provincia de Valladolid para administrar la primera dosis de la vacuna contra el Covid, cada uno desplazado en las ocho residencias seleccionadas para iniciar con la vacunación masiva, salvo una que contó con dos equipos.  

 

Las vacunas administradas hoy en la residencia de Nava del Rey fueron recogidas esta mañana a las 8 horas en el Servicio Territorial de Sanidad de Valladolid para su posterior traslado al centro de salud Rondilla, que es donde se ha establecido el centro de operaciones. Allí, se repartió el material preparado, tuvo lugar una última reunión de los equipos y se han montado en los taxis para  trasladarse a sus destinos. Una vez en las residencias, los equipos estarán toda la mañana con la administración de la vacuna. De cada grupo, dos personas se encargaron de la vacunación, otra a la reconstitución de los viales y otra a los registros en los ordenadores, que son claves para contar con todos los datos diarios de las personas que se vacunan. Una información que será remitida al Ministerio de Sanidad.

 

RECONSTITUCIÓN "DELICADA" DE VIALES

 

No en vano, Ramón Arranz explicó que cada vial cuenta con cinco dosis, que requiere de una dinámica "específica" al ser un "poco delicado" e implica moverse con cuidado, justo a la salida de la nevera y justo después de la reconstitución. El cálculo es que la vacunación de cada paciente durara entre tres y cinco minutos. Además, los vacunados estuvieron quince minutos en observación desde la inyección.

 

En todo caso, los sanitarios desplazados hasta las residencias iban provistos de los equipos de reanimación, maletines de urgencia, desfilibradores y equipos de ventilación por si hubiera alguna contraindicación, además de estar avisados el Servicio de Emergencia y el centro de salud correspondiente, por si fuera necesaria su ayuda.

 

El responsable del área de Enfermería de Valladolid Este apuntó que, de momento, solo se procederá a la vacunación contra el Covid en las residencias en horario de mañana pero una vez que se compruebe que la dinámica es correcta se ampliará a las tardes.  

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: