Juan Carlos Pérez, sin tiempo para "pensar" en la polémica con el VRAC: "Eso para los que tengan semana libre”

Juan Carlos Pérez, tras la Copa del Rey de 2016. A. MINGUEZA

El entrenador de El Salvador, junto a los capitanes Manu Serrano y Fernando G. Altés, fueron los protagonistas en el ‘Media Day’ previo a la final de la Copa.

No solo de la final de la Copa del Rey se habla en el mundo del rugby, en general, y en Valladolid, en particular, a falta de solo unos días para la esperada final. La polémica por la alineación de Hansie Graaff, jugador de El Salvador, en el partido contra el Alcobendas.

 

Porque también llegó este asunto a la rueda de prensa previa, dentro del ‘Media Day’, en la que participaron Juan Carlos Pérez y los capitanes Manu Serrano y Fernando G. Altés. El entrenador no quiso entrar en la polémica, aunque dejó su sello al ser preguntado por ello: “No tengo tiempo para pensar en esas cosas. Eso para los que tengan semana libre. Nosotros tenemos semana de Copa, en la que hay mucho que trabajar y pensar.

 

Ya centrado en la final contra la UE Santboiana, reconoció que es “semana y partido especial”, aunque las sensaciones son “parecidas a las del año pasado”. Su equipo llega con más experiencia a un evento al que asistirán 26.000 personas. “Tenemos algo aprendido del año pasado”, señaló. Aunque Altés apuntó que no sabe si es “una ventaja” porque “ellos también han jugado finales”.

 

De hecho, el otro capitán concretó que la última precisamente fue contra ellos en 2007. En aquella ocasión los chamizos se impusieron por 29-16. “He hablado con gente de Santboi y ellos están muy motivados. Van a salir a muerte”, comentó Serrano.

 

Pérez admitió que ambos equipos se conocen “mucho”, pero sabe cómo puede meter mano a su rival. “Santboi sufre sin balón, pero para ello hay que hacer las cosas bien”, dijo. Para ello será muy importante la “fase estática” y mejorar las “pérdidas” de los últimos partidos.

 

“Tenemos mucho respeto a Santboi. El año pasado nos dio un palizón allí”, afirmó. Además, el técnico blanquinegro aseguró que “este partido es más complicado que el del año pasado”, en el que se enfrentaron a su eterno rival y vecino, el VRAC.

 

El Chami afronta el encuentro tras el esfuerzo ante Alcobendas para mantener la primera posición liguera. “No nos tiene que pesar”, señaló Manu Serrano, quien hizo referencia a lo demostrado “durante la fase regular de la Liga”. “Hemos llegado a la final de Copa ganando a Alcobendas en su casa”, recordó. Además, llegan con cierto favoritismo, algo a lo que no dio mucha importancia: “Somos favoritos porque jugamos en casa, pero en cuanto pite el árbitro hay que demostrarlo”.

 

El veterano jugador no pudo estar la temporada pasada entre los 23 convocados y admitió que “tenía una espina clavada”. “Tengo muchísima ilusión y muchas ganas”, sentenció.

Noticias relacionadas