Joyas, sex shops y viajes; Fiscalía de Valladolid pide 26 años para la excúpula de ASAJA por gastos injustificados

Lino Rodríguez. TRIBUNA

La Fiscalía solicita concretamente 13 años al expresidente, Lino Rodríguez, por el caso de las tarjetas 'black'

Fiscalía de Valladolid solicita un conjunto de penas que se elevan a 26 años de cárcel para la excúpula de Asaja, presidida entonces por Lino Rodríguez, al que pide 13 años en concreto, por el denominado caso de las tarjetas 'black' de la organización agraria.

 

En su escrito de calificación provisional, tal y como recogen El Norte de Castilla y Diario de Valladolid-El Mundo, en informaciones recogidas por Europa Press, la acusación pública pide además dos años para la mujer del exdirigente agrario, Ana Isabel de la Fuente; seis para el ex gerente, Fernando Redondo, y cinco para el exvicepresidente, Gerardo Rico, por administración desleal, falsedad en documento público y mercantil y apropiación indebida.

 

El proceso se suma al que ya sufrió Lino Rodríguez, quien se encuentra entre rejas tras haber sido condenado por el Juzgado de lo Penal 4 a dos años y ocho meses de cárcel por un delito continuado de falsedad en documento mercantil y de otros dos de fraude en el cobro de subvenciones a la Junta de Castilla y León en sendos expedientes tramitados a través de la mercantil Campo de Peñafiel S.L. por importe global de más de un millón de euros, proceso judicial en el que también ocupó banquillo su esposa, si bien ésta quedó libre de cargos al inicio de juicio.

 

Así, amén de los dos años y ocho meses de privación de libertad a Lino Rodríguez, la sentencia luego confirmada por la Audiencia Provincial incluía el pago de una multa de 1.567.007,74 euros y, en concepto de responsabilidad civil, el abono a la Junta de 727.568,23 euros más intereses, con responsabilidad civil subsidiaria la mercantil Campo de Peñafiel, S.L.

 

En el presente caso de las tarjetas 'black', Fiscalía le imputa que entre los años 1995 y 2015 realizó sin justificación alguna movimientos de dinero entre las diferentes cuentas corrientes, con quebranto para el patrimonio de las mismas, actuación en la que habría contado con la colaboración de su esposa a través de la gestoría Sodeprin, y de los otros dos encausados, el entonces gerente, Fernando Reondo, y el vicepresidente, Gerardo Rico.

 

Las pesquisas se iniciaron a raíz del despilfarro en restaurantes, clubes, adquisición de inmuebles, amortización de préstamos, compras de ropa de lujo y viajes, entre otros gastos más que sospechosos, ya que se realizaron algunos de ellos en horario nocturno y en días festivos, con nulo respaldo aparente de gestiones propias de Asaja.

 

Respecto del uso de las tarjetas en las que figuraba Rodríguez como titular, se contabilizó un consumo de 337.945 euros en doce años. Solo en gastos de hostelería despilfarró 63.944 euros, con 'gestiones' más que dudosas.

 

Así, se produce un pago en el restaurante 'La Parrilla de San Lorenzo' el 7 de mayo de 2006 (domingo), a las 0.59 horas, por un importe de 1.850 euros, "fecha y cantidad que coincide con la celebración de la comunión de uno de los hijos de Lino y su mujer", adviertía la juez instructora.

 

Entre los cargos en el sector de la restauración con las dos tarjetas de Caja España y de Caja Mar a nombre de Rodríguez figuran a la cabeza 'Las Mareas de Castilla' , con 3.372 euros gastados; 'La Criolla', con 702 euros a las 0.48 horas del viernes 14 de octubre de 2011, o los 450 euros pagados a el 'León' el 14 de julio de 2007, sábado, a medianoche. En hospedaje, figuran los 396 euros abonados en el hotel Vincci Málaga el lunes 10 de marzo de 2014.

 

Los gastos efectuados en compras personales (supermercados, telefonía, tiendas de ropa y calzado, informática y telecomunicaciones) ascienden a 52.076 euros y son significativas las compras por 3.586 euros en la tienda de moda 'Alberto Iglesias', los 788 euros gastados en 'Max Mara' o los 590 euros en 'Latino'.

 

En joyerías como 'Tous', 'Fernando Potente' o 'Yanes Bros' gastó 1.812 euros, si bien El Corte Inglés se lleva la palma, ya que cargó na 17.577 euros, mientras que en la tienda Apple de la calle Mantería de cargó 1.627 euros.

 

SEX SHOP

Entre los gastos de representación más que dudosas figuran también 221 euros en el sex shop 'Junfuer', así como gastos en actividades de ocio y esparcimiento como en los cines UGC Iberia, el parque de Cabárceno, el teatro María Guerrero o en un parque multiaventura en Madrid.

 

El escrito de la acusación pública recoge igualmente gastos en clínicas de Estética y Salud, cuyos costes se van abonando de manera paulatina pero que, sumadas globalmente, ascienden a 4.759 euros en una clínica dental de Recoletos, 2.000 euros en una fisioclínica en Santa Ana y 690 en una cosmética masculina de Marina de Molina.

 

La relación de gastos se completa con facturas por valor de 5.081 euros en el extranjero, siendo los tres gastos más elevados el pago de billetes de American Air por valor de 1.096 euros; los gastos en Novotel Edinburgh, por importe de 90, y Pride of Scotland, por 672, habiéndose producido gastos en países como Portugal, Estados Unidos, Nueva York, Escocia y México.