Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

José Miguel Ortega nos trae siete siglos de prostitución en Valladolid: "Nadie ha escrito un libro así en la ciudad"

'De la mancebía al club de alterne' es un trabajo inédito en la ciudad y narra la historia del oficio de la prostitución durante 700 años en las calles y locales de Valladolid

José Miguel Ortega, a la derecha, junto a Enrique Berzal, autor del prólogo del nuevo libro. TRIBUNA

‘De la mancebía al club de alterne. Siete siglos de prostitución en Valladolid’ es el nuevo trabajo de José Miguel Ortega, 'Josito', uno más a la colección que buscar plasmar en todos los rincones de la cotidianidad de la ciudad el sello de un ya especialista en lugares. Si en sus anteriores trabajos uno conseguía adentrarse en los cafés de dos siglos atrás, o en las diferentes opciones de hospedaje que la ciudad brindaba a visitantes, esta vez el lector podrá sumergirse en la muy poco conocida historia, una larga de 700 años de trayecto, de la prostitución en Valladolid.

 

Es la primera vez que se escribe un libro de estas características sobre Valladolid, ¿por qué cree que nadie se ha atrevido?

 

Lo he hecho porque precisamente no lo habían hecho otros. Excepto en artículos, en donde sí se ocupa de una de las partes en las que yo también toco en este libro, que es el tiempo de la prostitución en la edad media y las mancebías, pero el libro tal y como lo he expuesto es una novedad, sobre todo de la época de la posguerra y la prostitución actual.

 

Maxtor ha vuelto a confiar en usted o usted ha vuelto a confiar en Maxtor. Ya es la tercera publicación a través de esta editoral local. ¿Es debido al tema que ocupa?

 

He hecho con Maxtor otros dos libros y parece que estamos contentos el uno con el otro, no hay ninguna razón especial. Tengo buena relación con él y él está satisfecho con lo que he hecho para su editorial. No creo que el tema sea la causa. Trabaja temas relacionados con Valladolid y este es un tema con la ciudad y la vida cotidiana. Con Maxtor hice “Los viejos cafés del siglo XIX” y “Cuatro siglos de hospedaje”, que era una historia sobre las posadas y los hoteles antiguos.

 

¿Siguen los vallisoletanos interesados en temas relacionados con su ciudad o ya está todo contado y nada sorprende?

 

Creo que sí están interesados, lo que pasa es que puede que haya una saturación de temas vallisoletanos. Aunque la gente sabe elegir y sí que es receptiva a este tipo de libros que le hablan de temas de su ciudad que no son suficientemente conocidos, o que son desconocidos como es el caso de este libro.

 

En los años 80 los prostíbulos en la ciudad se contaban por más de treinta. Ahora, según dices en el libro, hay unos 10. ¿A qué crees que se debe? ¿Ha cambiado la prostitución desde entonces?

 

La prostitución ha cambiado. Ahora, efectivamente, hay diez clubes nocturnos y antes hubo 34, pero ahora hay muchas más casas de masajes. Todo es ahí, más de veinte o treinta casas de masajes que están en pisos clandestinos. La gente no sabe dónde están porque no te dan la dirección, solo un teléfono. Ese tipo de trabajo de la prostitución ha cambiado mucho. Básicamente antes era en los clubes de alterne donde se captaba a los clientes y luego se podían ir a un hotel o a su casa, pero este tipo de las casas de masaje no existían y es donde más proliferan. El cliente contacta por teléfono, le dice que vaya a la calle y es más discreto para él. Ha habido algún tipo de denuncia por parte de los vecinos por el movimiento de gente que entra y sale de esas casas, pero la policía no puede hacer nada mientras no haya un escándalo. Porque suba mucha gente a una casa, no puedes echar al inquilino.

 

¿Crees que ese es el tipo de local y la tónica de la prostitución que se va a ver en los próximos años o décadas?

 

No sé lo que durarán, pero ahora mismo el negocio es este y el de los hoteles de carretera. Eso funciona en España y de hecho hay una asociación de este tipo de clubs de carreteras donde tampoco oficialmente es un prostíbulo, porque allí las chicas están oficialmente como clientes de una habitación, que viven allí, y en el registro pagan religiosamente el precio de la habitación o la manutención. Todo el mundo sabe que aquello es un prostíbulo, pero oficialmente no puedes hacer nada. Allí funciona como un hotel de carretera donde van señoras que se quedan un mes a vivir allí, porque les gusta.

 

Has hablado de cafés de época, de hospedaje en Valladolid, y ahora de prostitución en la ciudad. ¿Qué va a ser lo siguiente?

 

El siguiente libro probablemente sea una historia de las ferias, del real de la feria, de las diversiones populares, las ferias de Valladolid desde el siglo XIX. Ya tengo datos bastante avanzados, hay que seguir todavía, pero casi seguro que será eso.

 

Por último, dónde lo podemos encontrar, cuál es su precio de venta.

 

Son 20 euros y está disponible en las librerías importantes de Valladolid. En cuanto a la distribución, Maxtor tiene un sistema de trabajo diferente. Tiene él mismo la imprenta y hace una remesa de, por ejemplo 500 ejemplares, y si le piden más hace más. Creo que este libro va a funcionar bastante bien, pero podría ser que no cubriera las expectativas y prefiere trabajar sobre el pedido de las librerías, aunque va a ser un libro de muy buena venta, porque tiene su morbillo y por no haber nada anterior a esto.