José Manuel Barrio: "Arroyo en los próximos años tendrá un repunte importante de edificaciones y habitantes"

El actual regidor del municipio se presenta a la reelección, esta vez por el PP, con el aval de la experiecia y las obras realizadas durante el último mandato.

El alcalde de Arroyo y candidato a la reelección, José Manuel Barrio.

Su partido ha cambiado, pero no su vocación, ni sus ganas de trabajar. José Manuel Barrio (1955), alcalde de Arroyo de la Encomienda, se presenta a la reelección en el municipio, pero esta vez por el Partido Popular y como independiente, después de haber abandonado, junto a otros seis compañeros, la formación Independientes Por Arroyo. Ahora, no solo tiene que explicar a los vecinos cuáles son sus propuestas para el municipio, sino que también su cambio de partido. Todo, mientras compagina la campaña electoral con sus clases en la Universidad de Valladolid.

 

PREGUNTA: ¿Cómo está siendo esta campaña electoral?

 

RESPUESTA: Es una campaña muy activa, puerta a puerta, viendo los vecinos. De las 9.000 puertas que hay en el municipio de Arroyo, hemos llamado a casi todas. Este viernes la cerramos y yo la definiría como limpia e intensa.

 

P.: Una campaña que, entiendo, habrá sido diferente tras su cambio de partido político.

 

R.: De los ocho concejales que componíamos el grupo solo se queda uno. Los otros siete nos hemos ido porque no estábamos de acuerdo con este señor y no queremos saber nada con él. Somos un equipo coherente. Yo no vivo de esto, pero se han hecho las coas bien, hay un equipo que puede gobernar como ya ha demostrado, y me veo donde quiero estar. 

 

P.: ¿Y el ciudadano lo entiende?

 

R.: A la gente se lo explicamos, y hay gente que lo quiere entender, mientras otros no. Si la gente no entiende que los que sabemos hacer las cosas tenemos que gobernar, pues que vote a quien quiera, pero que luego no se queje. Yo soy un político firme, hago las cosas como creo que tengo que hacerlas. Me explico bien y estoy muy contento de estar en el PP, aunque la cota de popularidad del partido no es la que debiera, pero no me importa. Tengo un equipo magnífico, las mejores listas que he tenido en toda mi carrera política, y por eso sigo en el proyecto. Eso sí, sigo como independiente y con mis compañeros.

 

P.: ¿Necesita más horas a lo largo del día? Porque está en plena campaña y continúa dando clase en la universidad.

 

R.: Es la cuarta campaña electoral en mi vida política, y nunca me he cogido los quince días que me corresponden por derecho, porque también están mis estudiantes y son muy importantes para mi. No les voy a dejar colgados, y menos en esta época del curso. El día tiene las horas que tiene y las voy compaginando, vengo a las 8:15 horas a trabajar y me voy a las 23:30 horas a casa.

 

P.: ¿Qué es más complicado, convencer a los vecinos de Arroyo o a sus alumnos?

 

R.: Convencer a un municipio como Arroyo, con 20.000 habitantes, y llevamos años haciéndolo. Es más complicado porque hay más oferta, hay más partidos políticos. Nosotros hemos dejado un ayuntamiento sin deuda y con superávit. Arroyo cuenta con unas infraestructuras que son la envidia de la provincia y de otras provincias. Hemos hecho lo posible por convencer a los vecinos. El dicho popular te invita a creer sin ver, yo a mis vecinos les digo: cree viendo.

 

P.: ¿Y qué es más fácil, ser alcalde o profesor?

 

R.: Mi profesión es parte de mi existencia. Ser alcalde es mucho más difícil. Si no tienes experiencia, te tiras a la piscina y, con suerte, hay agua y caes en la Alcaldía. Y ahí, átate los machos, porque no vives. Ser alcalde implica mucho riesgo y mucha responsabilidad. No todo el mundo va a estar de acuerdo con lo que planteas o lo que decides, pero hay que intentar llegar a la mayoría. Ser alcalde es mucho más difícil que ser consejero, o diputado nacional. Estás en la política directa, lo que haces lo sufres para bien o para mal. Estás en una cafetería tomando un refresco y los vecinos se acercan a compartir sus opiniones contigo.

 

P.: ¿Qué le queda a Arroyo de la Encomienda por hacer?

 

R.: Le quedan muchas cosas por hacer, siempre que sigamos administrando bien. Tenemos el proyecto de los campos de rugby, que tendremos que desarrollar en fases. También el proyecto del centro cívico en la zona de Las Lomas y llevar más inversión a ese núcleo. Hay que potenciar otras zonas del municipio, por ejemplo, la <ona verde en La Flecha, un gran parque de perros. En la Vega hay que construir un parking frente a la plaza Juan Carlos I.  Son 95 medidas, no son macro obras, sino muchas actuaciones en los diferentes núcleos, obras principalmente de mantenimiento. También hay que mantener conversaciones con la Junta para que se siga invirtiendo en Educación y Sanidad. Arroyo en los príoximos dos o tres años tendrá un repunte importante de edificaciones y habitantes que será bueno para el muncipio.