Jornada importante para Universidad de Valladolid y Unión Arroyo

Fran, capitán del Arroyo, en el partido contra el Xove. S. SANZ

Los de Kike Molina buscan recuperarse del tropiezo del pasado domingo, mientras que los de Félix Martínez tratan de sumar sus primeros puntos en casa.

La Segunda B afronta este fin de semana su sexta jornada, en la que el Universidad de Valladolid espera regresar a la senda de la victoria. De ella quedó apeada en la quinta, tras caer en Fuente la Mora por 2-5 ante el Pizarras Tres Cuñados. Una derrota de la que ansía levantarse este sábado, cuando visite a partir de las 17:00 horas al Santiago de Sama, equipo asturiano recién ascendido a la categoría.

 

La racha de tres triunfos consecutivos catapultó al Uni hasta la tercera posición y, por los resultados que se produjeron el pasado fin de semana, llegó al domingo con opciones de compartir el liderato con Guardo y Albense. Pero los de Kike Molina no dieron la talla, sufrieron mal de altura y sucumbieron ante los gallegos.

 

Pese al tropiezo, no se ha alejado de la cabeza de la clasificación, puesto que se encuentra a tres puntos de ella. Eso sí, desde la quinta posición con las mismas unidades: 9. Por ello, ante los enfrentamientos interesantes de esta jornada, una victoria podría volver a dejarle bien posicionado para seguir creciendo en la tabla.

 

Aunque quizá lo más importante sea evolucionar en la pista, donde últimamente ha sufrido desconexiones. “Debemos centrarnos en los fallos que hemos tenido, que es lo que más nos puede perjudicar, además del rival. También buscar la concentración que no hubo el otro día”, explicó el entrenador universitario.

 

Para este encuentro no podrá contar con Taveras, que continúa siendo baja, ni con Muñoz, por motivos personales. Por lo tanto, la convocatoria es la siguiente: David, Nacho, Ofa, Adri, Picolo, Dani Martín, Isaac, Raulito, Miguelín, Leal y Física.

 

Molina aseguró que será un viaje “corto, en relación a los de Galicia”. Y es que el desplazamiento hasta Sama, localidad cercana a Langreo, es de unas tres horas. Eso sí, pese a ser un recién ascendido, cuenta con siete puntos tras las primeras cinco jornadas y se ha hecho fuerte en su feudo, el Polideportivo Los Llerones. En su casa no ha perdido y allí es duro, por lo que me han dicho. El pabellón es pequeño y hay mucha humedad por la zona. Estaremos preparados para todo”, sentenció.

 

BUENA OPORTUNIDAD

 

Por su parte, el Unión Arroyo sigue sin puntos tras cinco jornadas. A la sexta llega con una buena oportunidad para hacerlo, ya que recibe este sábado (18:00 horas) al Leis Pontevedra. Las derrotas han dejado al conjunto vallisoletano en la última posición, aunque ha experimentado una mejoría desde el inicio.

 

Toda adaptación es difícil, y la del equipo blanquillo, que logró el ascenso el pasado curso, no iba a ser una excepción. Por ello, el partido frente a los pontevedreses se presenta con una gran oportunidad para remontar el vuelo e inaugurar el casillero.

 

Eso sí, no deberá confiarse ante un rival que solo lleva seis puntos, ya que la cifra es engañosa. El Leis ha ganado un partido -contra el Xove- y ha empatado otros tres -frente al Ventorrillo, Santiago de Sama y Atlético Benavente-, por lo que solo acumula una derrota, en el encuentro frente al Pizarras (5-2).