Jorge (Vetusta Morla): ''Hay una demonización de la música en directo por parte de algunas instituciones''

El concierto del grupo madrileño (sábado 22.30) es el plato fuerte del cartel del festival Conexión Valladolid.

Con cuatro discos a las espaldas y más de 20 años de trayectoria se presenta Vetusta Morla en el Conexión Valladolid, nueva parada de este fenómeno generacional. La pasada noche de San Juan, el grupo madrileño dio el pistoletazo de salida a la gira de ‘Mismo sitio, Distinto Lugar’ en la explanada de La Caja Mágica ante 38.000 personas. En ese sitio, en ese lugar, se constató que no son una banda más, y eso lo demuestran allá donde van. Inmersos aún en el tour de presentación de este álbum llegan la Hípica. Y en su mejor momento, como corrobora su percusionista Jorge González en una entrevista para Tribuna Valladolid.
 

 

PREGUNTA: Ya han pasado once años desde que sacasteis vuestro primer álbum, ‘Un día en el mundo’… ¿estáis en el mismo sitio o en distinto lugar?

RESPUESTA: (Risas) Está claro que llevamos mucho tiempo trabajando, y estamos en un buen momento. Estuvimos diez años haciendo música hasta que al final sacamos el álbum, y siempre hemos querido poder grabar discos, vivir de una profesión como esta, y todo ese esfuerzo está cristalizando con la música que estamos sacando. Ahora estamos inmersos en esta gira, que comenzamos en Latinoamérica, donde hemos recibido muy buena respuesta y seguimos en ello.

 

P: Hace unas semanas sacasteis un tema con Jenny & The Mexicats, ¿es una forma de agradecer ese apoyo al público del otro lado del charco?

R: No exactamente. Ellos son una banda que nació en Madrid, y nos conocíamos porque yo tenía otra banda con toques flamencos, de mestizaje, más bien, y además luego algunos de sus músicos han tocado con nosotros. Esa colaboración surge cuando estábamos por allí de gira en México y nos acercamos al estudio. Surgió todo de manera muy natural, estuvimos tocando sus temas, y pasándolo bien. En realidad es un tema suyo en el que nosotros aportamos otras cosas diferentes, como por ejemplo la batería, que ha sido la primera vez que la meten ellos en una canción.

 

P: Y en otoño, Estados Unidos

R: Sí, en los últimos Grammy latinos en Las Vegas hicimos muy buenos contactos, y nos han dado la posibilidad de poder hacer una gira por allí. Hace seis o siete años ya estuvimos por allá, y la fuerza que tiene México ahora mismo allí quizá puede conllevar un crecimiento orgánico que queremos aprovechar. Vamos a hacer una gira de costa a costa, en autobús y tenemos muchas ganas de ver la respuesta del público.

 

P: Sois un grupo que ha llegado a hitos como el del famoso concierto de la Caja Mágica pero os siguen considerando ‘indie’, ¿por qué? ¿Os molesta esa etiqueta?

R: Es una etiqueta que ya no tiene mucho sentido, aunque puede que venga por nuestra forma de hacer las cosas, no tanto por el sonido en sí. Estamos en un momento ahora mismo que lo que antes se llamaba ‘indie’ ha salido del nicho que era la escena y está consolidándose a todos los niveles, y el éxito de los festivales es una bandera de todo lo que se está moviendo.

 

P: Pero la radio se resiste a ser bandera, vosotros sois de las pocas excepciones de grupos que vienen del circuito independiente que se han colado en la radiofórmula…

R: La verdad es que no sé qué pasa. Nosotros desde nuestro primer disco hemos sonado en radios comerciales, pero no tengo respuesta para eso. Supongo que los programadores de esas emisoras tienen sus motivos, y puede que sea porque los consumidores de esa radio demanden otro tipo de música. No lo sé.

 

P: ¿Os gustan los festivales?

R: A mí personalmente lo que más me gusta ir de músico. Como espectador prefiero los festivales pequeños, que son más accesibles, porque ya estamos acostumbrados a actuar en festivales grandes a causa de nuestro trabajo. El nivel de la producción de los festivales en España es muy alto, acabamos de estar en el ‘O Son do Caminho’ y ahí puedes ver que estos eventos mueven mucha gente, que los espectadores disfrutan, que no solo van a ver a una banda, sino que aprovechan para descubrir nuevas cosas... Hay gente muy buena y con una experiencia grande trabajando en los festivales. Ya te digo, el nivel es bastante alto, estamos en un buen momento en ese sentido.

 

P: Pero eso no pasa en las salas pequeñas

R: Las salas pequeñas son el talón de Aquiles de la música en España, es un asunto que está muy complicado, hay una cuenta pendiente. Yo creo que se debe a la demonización de la música en directo que hacen algunas instituciones, ya que ponen muchísimas trabas. Es necesario mayor apoyo porque la música puede ser un dinamizador de las ciudades, un motor de cultura que ayude directamente a la propia población, a los pueblos… Se puede ofrecer un consumo de ocio que es muy positivo.

 

P: Respecto a vosotros, habéis pasado de hacer unas letras con un mensaje críptico a incluso pasar a la denuncia social en discos como ‘La Deriva’, ¿ha sido evolución natural o es que sois conscientes de vuestro nuevo estatus y queréis influir de alguna manera?

R: En realidad no hacemos las letras o las canciones como un revulsivo, de hecho, eso que comentas de ‘La Deriva’ fue un retrato de la sociedad que percibimos en ese momento concreto, pero luego en el último disco no nos centramos en eso. Cuando componemos hay mucho de ideas de casa, de improvisación en el local de ensayo… casi todo lo que plasmamos en el estudio viene antes del local, no hay una intención clara de nada.

 

P: Presentasteis el vídeo de 23 de junio y la noche del 22 al 23 vais a estar en Valladolid, igual es casualidad… ¿Tenéis alguna sorpresa preparada?

R: Bueno parte de mi familia es de Medina del Campo, así que igual algo ha tenido que ver (risas). En realidad ha sido casual, alguna cosa sí tenemos en mente, pero no es plan de desvelar nada. Haremos un repaso a canciones de los cuatro discos, pero lógicamente nos centraremos más en ‘Mismo sitio, Distinto Lugar’.

 

P: Y después, ¿algún proyecto en mente?

R: Tenemos una agenda muy apretada, más festivales, Latinoamérica, Estados Unidos… Después haremos un parón para descansar y ya se verá. Estamos centrados en presentar este disco y no hay ningún plan a mayores.

 

P: Por último, decís que dejarse llevar suena demasiado bien, pero, ¿se lo recomendaríais a alguien o se puede acabar a la deriva?

R: Realmente dejarse llevar es una forma de estar a la deriva también. No se puede ser metódico ni talibán. Cada momento, cada acontecimiento, cada circunstancia es diferente, y a veces es bueno dejarse llevar. Lo más importante es sentirse seguro y tranquilo de las decisiones que vamos tomando a lo largo de la vida.