Jorge Martínez Aspar y Pablo Nieto causan furor en su visita a Motauros

Dos grandes del motociclismo español actual, enfrentados por escuderías pero juntos por una misma pasión, recogieron sus premios honoríficos de la decimoctava edición de Motauros.

 

Motauros 2018 vivió este sábado su día grande con grandes homenajes a todo un campeón del mundo, recientemente fallecido, Ángel Nieto. La zona de acampada y la carpa principal se llenaron de rituales e imágenes del gran piloto, que cosechó un total de 12+1 campeonatos del mundo de motociclismo, hazaña casi imposible de realizar en estos tiempos sobre las dos ruedas.
 

Y dos de las personas más cercanas, su amigo sobre la pista Jorge Martínez Aspar, y su hijo, Pablo Nieto, fueron merecedores del premio honorífico de esta edición de Motauros, donde visitaron las instalaciones y disfrutaron con casi los 15.000 moteros inscritos en la cita. Nieto afirmó que “siento orgullo que todo esto sea en honor a mi padre”, mientras que Martínez Aspar aseguró que, en esta primera visita a la concentración motera, “es impresionante el ambiente y el trabajo de la organización para que todo el mundo disfrute de las motos”.
 

También fueron premiados el Campeón de minimoto, Alberto Enrique, el campeón de minimoto GP, Eitán Gras, y el premio de superación recayó en Luis José Martínez Galindo. El piloto de la competición Kawasaki Z Cup, una de las más prestigiosas de Europa, explicó a todos los asistentes que no poder utilizar una mano para su pilotaje no le ha impedido poder competir a niveles profesionales. Los jóvenes Enrique y Gras, campeones de minimoto y minimoto GP respectivamente, aseguran que, a pesar de su juventud, no dudan que en el día de mañana llegarán a ser pilotos de la parrilla de Moto GP.
 

Por la mañana, un total de 2.000 motos tomaron camino a Zamora para rendir culto a Ángel Nieto. Un desplazamiento emotivo y a la vez especial que recuerda la memoria de quien falleció a causa de un accidente de quad hace un par de meses. La carretera dirección Zamora, desde Tordesillas, se llenó así con un espectáculo de impresionantes motocicletas, y mucha camaradería en honor al “campeonísimo” del motociclismo español.
 

Para finalizar el día, Pablo Nieto encabezó el homenaje final a los fallecidos en la carretera este año con el tradicional desfile de las antorchas por la localidad vallisoletana, sin olvidarnos del grupo heavy español Mojinos Escozíos, que deleitó en uno de los conciertos importantes de Motauros 2018 con su rock gamberro y sus letras sin censura.
 

Este domingo, se cierra esta decimoctava edición con la entrega del invitado de honor a Jorge Martínez Aspar, donde su amistad con Ángel Nieto, su apoyo y su aportación al motociclismo español desde hace ya 40 años lo hacen digno merecedor de este premio. Tras finalizar el acto, los moteros se pondrán manos a las motos para volver a sus lugares de orígenes tras 3 días de concentración, de música, de exposiciones moteras y, sobre todo, de un ambiente sano, pacífico y divertido para una edición que sigue batiendo récords de inscritos año tras año.

 

Noticias relacionadas