Jordi Grimau, el último mosquetero a la defensa del Palencia Baloncesto

Foto: ACB.com

Con 12 temporadas ininterrumpidas en la Liga Endesa a sus espaldas, el escolta Jordi Grimau pondrá hoy mismo rumbo a la ciudad de Palencia para regresar a una Liga LEB Oro a la que retorna con un único objetivo, el poder luchar por el ascenso.

Tan sólo aquellos aficionados más fieles a la Liga LEB Oro podrán recordar los últimos encuentros en la competición de un Jordi Grimau que se ganó a pulso su “ascenso” definitivo a la Liga Endesa desde las filas de un Cantabria Lobos (2006/07) que ejerció para él como su trampolín hacia 12 temporadas ininterrumpidas, como asegura Pablo Romero desde la web de la Federación Española de Baloncesto.

 

Un camino en el que ha sumado un total de 315 encuentros oficiales y en el que ha contribuido activamente a incrementar la leyenda de una familia Grimau de la que ejerce como el ultimo mosquetero, como el único superviviente deportivo de una tripleta de hermanos que ha disputado ni más ni menos que 34 temporadas en una máxima competición nacional a la que no le cierra ni mucho menos la puerta.

 

Y es que, si algo tiene claro este talentoso escolta catalán, es que este camino familiar se verá muy pronto incrementado en lo que a número de temporadas se refiere tras su fichaje por un Palencia Baloncesto con el que compartirá el deseo de poder verse de la mano en categoría superior. Un reto basado en la confianza mutua entre ambas partes y con el que Grimau espera poder dar un nuevo impulso a una carrera a la que le restan aún un buen número de horas de vuelo.